Clausura de la efemérides del CCL aniversario

Ayer domingo 26 de noviembre, solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, nuestra Muy Antigua y Franciscana Hermandad echó el telón al programa de cultos y actos organizados con motivo de la conmemoración del CCL aniversario de la llegada, bendición e inclusión al culto de la sagrada imagen de nuestro Titular, efemérides que se iniciaron el pasado 3 de marzo con la celebración del piadoso ejercicio del Vía Crucis por las calles de la feligresía de nuestra Parroquia, la de Nuestra Señora del Rosario.

Inmersos ya en el mes de noviembre, durante los días 22, 23 y 24 hemos celebrado el Solemne Triduo en acción de gracias en el que las homilías de estos días enaltecieron la “unción, piedad y belleza” de la sublime imagen del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz, con la particularidad de incluir el primer día a Santa Cecilia por su festividad, así como el recuerdo y oración por los hermanos fallecidos en el tercer día del triduo, de ahí que oficiante fuera estuviera revestido de color negro.

La jornada de hoy domingo ha estado protagonizada por la Santa Misa de Te Deum oficiada por el Director Espiritual de la Corporación NHD. Rubén Virués Gómez y concelebrada por el Rvdo. Padre Manuel Vázquez, misionero de la congregación Idente en el convento de san Francisco.

La parte musical ha estado a cargo del coro de Jerez de la Frontera “San Pedro Nolasco”, contando además con la asistencia del Vicepresidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Cádiz, el Presidente de la Confraternidad de HH y CC de la Vera+Cruz, el Ministro de la Orden Seglar Franciscana, la Hermana Rosario Raigón, en representación de las Hermanas Terciarias Franciscanas del Rebaño de María y los Hermanos Mayores de las Hermandades del Nazareno del Amor y Jesús Caído.

A la finalización de la homilía el Director Espiritual procedió a la colocación de la nueva corona de espinas a nuestro Titular. La obra, que ha sido realizada por Miguel Fernández Carrasco en la Joyería Ofir de Sevilla, viene a enriquecer el ajuar del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz y a su propia iconografía, dotando a la imagen de un mayor sentido catequético al recuperar el lenguaje simbólico propio del barroco en el que los elementos de la pasión se enriquecen poniendo en relieve la condición regia de Cristo.

Con el objetivo de conservar la impronta tradicional del Señor a la que acostumbran sus hermanos y devotos se ha buscado dar el mayor realismo posible a la pieza, trasladando los elementos naturales a materiales nobles usando los métodos artesanales de la Joyería.

La corona de espinas se compone de diferentes ramas trenzadas de “buganvilla” reproducidas en plata de primera ley por medio de la microfusión, guardando así la textura y los matices de la madera en los tallos y contrastando con el acabado pulido y brillante de cada una de las espinas. Finalmente se ha chapado toda la pieza con tres micras de oro de ley.

Tras la entonación del himno del Te Deum y posteriormente la finalización de la Santa Misa un grupo de hermanas y hermanos se dirigieron al conocido restaurante “El Faro de Cádiz” donde tuvo lugar la comida de Hermandad.

 

Compartir