¿Sabes dónde se encuentra?

En el año 2009, a través del que fuera Hermano Mayor de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Amor, D. Francisco Alonso Villalobos, tuvimos conocimiento de que la Capilla de Nuestra Hermandad aparecía en la obra del pintor gaditano D. Salvador Viniegra y Lasso de la Vega (1862-1915), titulado “Una Bendición de Su Eminencia”.

Inmediatamente tomamos interés por dicho cuadro. Puestos en contacto con museos y galerías de arte, a día de hoy no se sabe con certeza donde se encuentra, si bien se sospecha que pudiera estar en los fondos de la Galería Christie´s de Londres, aunque por parte de la misma no tenemos confirmación alguna.

Observando la obra, se aprecia perfectamente nuestra capilla con el actual Cristo de la Vera-Cruz, acompañado de las antiguas imágenes de Ntra. Señora de la Soledad y de San Juan Evangelista.

Por un antiguo libro de hermanos podemos confirmar la cercanía de la familia Viniegra a la Hermandad, ya que entre otros, su hermano Juan a quien se le debe el resurgir de la Hermandad de los Santos Patronos de Cádiz, perteneció a ella.

De igual modo es indudable que el propio pintor tuvo afinidad con el Convento. No debemos olvidar que es autor también de la obra, “Patio del Convento de San Francisco de Cádiz”, un óleo sobre tabla fechado en 1881 y que se encuentra en el Museo de Bellas Artes de nuestra ciudad.

El cuadro “Una Bendición de Su Eminencia” pudo realizarse en los años en que el pintor vivía en Cádiz, ya que el artista se ausentó del país y vivió varios años en Roma. Posteriormente y hasta su fallecimiento, en 1915 fijaría su residencia en Madrid, ostentando el cargo de subdirector y conservador del Museo del Prado.

Sería una gran satisfacción para la Hermandad localizar dicho cuadro, y es por ello que, desde aquí hacemos un llamamiento a quien pueda aportar información relevante que nos lleve al paradero de la obra o facilitarnos cualquier dato de la misma. Si es así, pónganse en contacto a través de la dirección: secretaria@veracruzcadiz.es

NHDª Alicia M. Escart Arias

 

Compartir