Presentación de los niños a La Virgen

Emotivo e ilusionante jornada la vivida con los más pequeños.

En víspera de la Festividad de La Candelaria, nuestra Hermandad quiso que los más pequeños pudiesen alcanzar la Indulgencia Plenaria que otorga la concesión a nuestra Hermandad del Año Jubilar por parte de la Santa Sede por nuestro 450º Aniversario Fundacional.

Con tal motivo, se convocaron a familias cristianas con niñ@s pequeños para que cruzasen la Puerta Santa, asistieran a la Eucaristía, y como colofón, pudiesen pasar bajo el manto de Nuestra Señora de la Soledad para recibir su protección, en un Altar instalado para la ocasión en nuestra Capilla Jubilar.

Antes del inicio de la Eucaristía, y recibidos en la Puerta Santa, se realizó el rito de la Bendición de las Candelas, tan propias de esta fiesta, cruzando la Vía Sacra portando las familias y pequeños las luces en sus manos.

Así dio comienzo la Eucaristía, oficiada por nuestro Director Espiritual, P. Francisco M. González Ferrera, ofm, donde además presidía a los pies del Altar Mayor la Imagen del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz, que aún permanece ubicada tras las jornadas de Adoración a la Cruz de días pasados.

Tras la Bendición Solemne con la Reliquia del Santo Lignum Crucis, nos trasladamos hasta la Capilla Jubilar, donde se recitaron las preces protocolarias y la Oración del Año Jubilar.

Llegó entonces el momento más emotivo de la ceremonia. Uno a uno fueron pasando los pequeños, que fueron aupados por el P. Francisco, colocándole sobre su cabeza el manto de Nuestra Señora de la Soledad, recibiendo la protección de La Virgen.

La entrega de un recuerdo de este día, y la “firma” de algunos pequeños en el Libro Jubilar, pusieron el broche de oro a este acto.

Compartir