Paso de Cristo

EL PASO DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LA VERA+CRUZ

Descripción del “paso” que tallaron y esculpieron los artistas sevillanos D. Antonio Martín Fernández y D. Manuel Carmona Martínez entre los años 1988 y 1993 en la ciudad de Sevilla y doró el artista sevillano D. Manuel Calvo Carmona entre los años 1994 y 1998.

Boceto del Paso, 1988

El paso del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz, está realizado en estilo rococó por ser el estilo predominante en el entorno en el que se encuentra y el de la cofradía desde tiempos atrás.

A continuación se describe con detalle toda la iconografía riquísima de la que consta este Paso que lo hace único en la Semana Santa de Cádiz teniendo toda ella una relación directa o muy estrecha con el origen al culto de la verdadera cruz.

Con esta descripción, la Hermandad de la Vera+Cruz pretende que toda persona que contemple el Paso tenga una información clara a medida que le da la vuelta, del significado de cada relieve y de cada escultura de todo el conjunto iconográfico.

Las cuatro tallas que van situadas en las esquinas del canasto son Santos relacionados con la pasión de Cristo. A excepción de la Magdalena, estos santos se hallan colocados bajo la cúpula de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, dando frente al Baldaquino de Bernini.

Santa María Magdalena

Hermana de Lázaro y de Marta de Betania, amigos de Jesús. Se cree que fue la pecadora que ungió los pies a Cristo en casa de Simón el leproso; arrepentida de sus pecados, dedicó el resto de sus días a la penitencia. Acompañó a Jesús en la Vía Dolorosa y estuvo presente en la crucifixión. Aparece aquí en actitud penitente, siguiendo el modelo iconográfico de la famosa obra de Pedro de Mena en el Museo de Valladolid, y más propiamente a la existente en el Museo de la Catedral de Florencia, obra de Donatello, cubriendo su cuerpo desnudo por su larga cabellera y por unas pieles de cordero.

Santa Elena

Madre de Constantino el Grande, primer emperador romano cristiano. Tuvo origen humilde y difícil hasta que su hijo la llevó a Roma; allí mandó construir la basílica de la Santa Cruz, tras ser recibida por el Papa. Acompañó a su hijo en las conquistas, y cuando llegó a Jerusalén, en el año 327, mandó construir sibre el Santo Sepulcro la Basílica de la Natividad, sobre la gruta de Belén. Gracias a las visiones reveladoras que tuvo, encontró las tres cruces en el monte Calvario y los tres clavos de Jesús. De uno de ellos hizo una diadema, que se transformaría más tarde en la corona de hierro de Lombardía. Lleva la indumentaria de emperatriz, como las matronas romanas, con túnica y manto, sosteniendo una gran cruz erguida.

San Andrés

Apóstol y hermano de Simón Pedro, fue también pescador. Fue crucificado en Patrás, en una cruz en forma de aspa. La imagen sigue el modelo iconográfico de la existente en el Vaticano, obra del flamenco Dusquenoy. Viste túnica y manto, y se halla apoyado en la cruz, símbolo de su martirio.

San Longinos

Fue el cinturón romano que estuvo presente en la crucifixión, y para cerciorarse de que Cristo había muerto, atravesó su costado con una lanza, brotando al instante sangre y agua. Fue el primer pagano en reconocer la misión divina de Cristo, tras haber contemplado su muerte y los fenómenos que tuvieron lugar al mismo tiempo. Convertido se retiró a Capadocia (Turquía), en donde predicó la fe de Cristo, muriendo decapitado.

La imagen sigue el modelo iconográfico de la existente en el Vaticano obra de Bernini, vistiendo indumentaria de Centurión romano, con coraza, faldilla y la lanza en la mano. Su lema es “Vere filius Dei erat iste”, palabras que pronunció tras contemplar los fenómenos que se produjeron en el Calvario al expirar el redentor en la Cruz.

El conjunto de relieves que rematan los medallones principales del canasto (parte superior del Paso), describen el origen del culto a la verdadera cruz.

Santa Elena, madre del emperador Constantino, después de que su hijo obtuviera la victoria de puente Milvio (año 312 d.c.) fue a Jerusalén y ordenó las excavaciones para descubrir la cruz donde había sido ejecutado Jesucristo. Derribada una estatua de Júpiter y un templo de Venus que el emperador Adriano había mandado construir sobre el calvario, aparecieron varias cruces, siendo reconocida la de Cristo porque al contacto con una difunta esta volvió a la vida , esto sucedió en el año 335 d.c.. Se dividió en tres trozos, uno fue a Roma a la iglesia de Santa Cruz de Jerusalén. El segundo trozo a Constantinopla y el tercero se quedó en Jerusalén.

Robado por los persas (el trozo de Jerusalén), en tiempos del rey Corroes, fue recuperada y devuelta por el emperador de Oriente Heraclio catorce años después (en el 628 o 629). Entraba solemnemente el emperador Heraclio en Jerusalén con el madero, cuando le detuvo una fuerza irresistible, pudiendo continuar con el trozo de la cruz solo cuando se despojó de sus vestiduras, calzados y atributos reales, como le aconsejó el obispo de Jerusalén, Zacarías.

Las capillas laterales del canasto están rematadas con cuatro ángeles pasionarios, sirviendo de escolta de medallones principales del canasto y peanas de esculturas mayores de las esquinas, un conjunto de 16 ángeles querubines. En los respiraderos (parte inferior del Paso), encontramos representada a Nuestra Señora en escenas de la Piedad y la Soledad en sendos relieves.

Visita al Taller. Calvo “hijo”, NHD Luis M. Barbosa, Calvo “padre” (dorador), D. Antonio Martín (q.e.p.d.), Manuel Carmona (imaginería) y NHD Melquíades Brizuela (q.e.p.d.). Foto: Archivo Ricardo Galindo.

También el éxtasis de San Francisco en respiradero trasero y relieve representando la adoración de Santa Elena y su hijo Constantino a la verdadera Cruz, en el relieve frontal.

El 25 de marzo de 1993 se realizó un ensayo de la Salida del nuevo paso previo al Lunes Santo

Lunes Santo de 1996, la Excma. Sra. Alcaldesa, el tallista Antonio Martín y nuestro Hermano Mayor, NHD Melquíades Brizuela Carceller

JMSP

Compartir