Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

 

ESTACIÓN DE PENITENCIA 2010

aaaaEl pasado Lunes Santo nuestra Hermandad efectuó como cada año la estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral. Este año el gran estreno ha sido la nueva imagen que ha ofrecido el Cristo de la Vera Cruz tras la restauración llevada a cabo por José Miguel Sánchez Peña.

aaaaEl tiempo se mantuvo nublado durante toda la jornada y sobre las cuatro de la tarde caía un chaparrón sobre la ciudad que provocó la suspensión de las salidas procesionales de las tres primeras cofradías que debían realizar la estación de penitencia el Lunes Santo: la Palma, el Nazareno del Amor y el Prendimiento.

aaaaDesde las seis de la tarde el claustro del convento de San Francisco empezó a llenarse de los numerosos hermanos que iban a acompañar a nuestros titulares por las calles de la ciudad. En muchos rostros se notaba la preocupación por la posible suspensión de la salida procesional, especialmente en aquellos que llevan trabajando todo un año en la hermandad para que el día más importante de la misma resultase con toda la solemnidad y sobriedad que nos caracteriza.

 

 

aaaaLa Junta de Gobierno se reunió en varias ocasiones, consultando los distintos partes meteorológicos, que auguraban un riesgo mínimo de lluvia conforme avanzase la tarde. Se decidió retrasar la hora de la salida procesional, fijada en principio para las 19:25 horas, esperando con ello poder realizar la estación penitencial sin temor a posibles precipitaciones. Mientras tanto, en el claustro, los diputados de cada tramo iban organizando el cortejo y llevándolo al interior de la Iglesia esperando una respuesta de la Junta de Gobierno sobre si la cofradía salía o no.

aaaaEl hermano mayor, Miguel Morgado, comunicó sobre las ocho de la tarde que la hermandad iba a efectuar su estación de penitencia a la Catedral, lo cual los hermanos recibieron con alegría y con una gran ovación. Así pues, dio comienzo una oración preparatoria a la salida procesional, presidida por Fray José Luis Millán, que también nos acompañó en nuestro recorrido por las calles de Cádiz.

aaaaUna vez finalizada, se procedió a formar el cortejo y a la entrega de la cofradía al fiscal, que en todo momento debía responsabilizarse del buen desarrollo de la procesión hasta el regreso a San Francisco. Cuando se abrieron las puertas del convento fue sorprendente la ovación con la que nos recibió el numeroso público congregado en la plaza, ya que en ese momento no había ninguna hermandad en la calle.

aaaaEl cortejo se caracterizó por su sobriedad y su sello de hermandad de negro, destacando la incorporación de una carroza exornada que portaba el relicario del Santo Lignum Crucis, que iba conducida por cuatro acólitos. Cuando la hermandad se acercaba a la Catedral cayeron algunas gotas de agua, por lo que una vez efectuada la estación penitencial la cofradía optó por regresar a San Francisco por el mismo camino por el que había llegado.

aaaaUna vez que el Cristo de la Vera Cruz y la Virgen de la Soledad estaban de nuevo en el convento de San Francisco se dio por concluida la salida procesional. Habrá que esperar al 18 de Abril de 2011 cuando de nuevo sea Lunes Santo para acompañar a nuestros amantísimos titulares dando público testimonio de nuestra fe.