Galardón Emilio Bartús

La Junta de Gobierno de la Venerable Cofradía de Penitencia y Sacramental Hermandad de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Paz en su Real y Triunfal Entrada en Jerusalén y Nuestra Madre y Señora María Santísima del Amparo, en sesión celebrada el viernes 27 de marzo de 2015, en el punto del Orden del Día referente a la concesión del Galardón Emilio Luis Bartús, correspodiente a la Semana Santa 2015, decidió por unanimidad conceder el mismo a nuestra Hermandad.

Para nuestra Hermandad ha supuesto un honor recibir este prestigioso Premio, tan reconocido en el mundo cofrade gaditano.

Una hermosa muestra de cariño la que los cofrades de La Paz tienen con nuestra corporación y que agradecemos públicamente. Un gesto que hace aún más grade la palabra HERMANDAD, tan necesaria en los tiempos que corren.

Adjuntamos escrito de la concesión.

El sábado, 27 de junio de 2015, en nuestra Capilla, en presencia de nuestros Amantísimos Titulares y los guiones corporativos de ambas penitenciales,tuvo lugar la entrega del Galardón Emilio L. Bartús, concedido por la Hermandad de La Paz a nuestra Hermandad.

El acto se culminó durante la celebración de una Eucaristía de Acción de Gracias presidida por fray Ramón Estíbaliz Fernández de Aránguiz (q.e.p.d.), ofm, Director Espiritual de nuestra Hermandad, concelebrada por el Rvdo. Pdre. Antonio Jiménez, su homónimo carmelita, con una emotiva homilía de unión entre ambas corporaciones penitenciales. El reconocimiento estuvo dirigido por el Pregonero de la Semana Santa 2013, el cofrade D. Juan Manzorro Burguillos y en él intervinieron el Vicehermano Mayor de la Hermandad de la Paz, D. Francisco Aguirre, y nuestro Hermano Mayor, D. Miguel Ángel Morgado Conde. Tras esto, tuvo lugar una cena de convivencia en el Restaurante “Villa Clara”, de nuestra ciudad.

A este respecto hay que recordar que el acta firmada el pasado mes de marzo por la Junta de Gobierno de la Borriquita recoge literalmente que “con motivo del 450 aniversario fundacional, siendo la primera hermandad de la ciudad, en los que ha mantenido siempre una línea de trabajo hasta nuestros días siendo un referente para hermandades y cofradías, por ese sabor añejo en sus magníficos cultos, por la recuperación y enriquecimiento del patrimonio cofrade, por el cortejo penitencial que año tras año nos ofrece y en especial por la obra social que desempeña desde hace tanto tiempo con los más desfavorecidos, creemos y estamos convencidos que es merecedora de dicho galardón”.

Compartir