“Estampas de la Vera-Cruz”, agradecimientos de una recuperación

A lo largo de la historia de la Música Procesional, son muchos los casos que se conocen de composiciones de este género que por avatares de la historia se han perdido en autorías, fechas o dedicatorias. En este particular, cabe resaltar el trabajo de los investigadores, sea de forma profesional o como aficionados, en pro de estas denominadas “Recuperaciones Históricas”, que vuelven de nuevo a escena en conciertos específicos de esta índole.

“Estampas de la Vera-Cruz”, es un motete para Música de Capilla que compusiera D. Antonio Escobar Perera un ocho de marzo de 1984. La dedicatoria, viene recogida a nuestra Cofradía, de la que no solo fuera hermano hasta su muerte, sino que la tenía como principal espejo conductor a su devoción cristiana.

Cuatro años antes, ya había llegado de manos del maestro y en forma de regalo, la primera de sus composiciones de las tres que nos dedicó, “Soledad”. Sin lugar a dudas, es la composición más fecunda que tuvo en inspiración. El propio Escobar, lo dejaba bien claro, cuando hablaba de ella tratándola como “su marcha preferida”.

Pero hablar de la música en la Hermandad de la Vera+Cruz, es mencionar irremisiblemente el nombre de D. Juan Manuel Marrero Duarte. El esmero, tesón y  excepcional cuidado por su patrimonio musical, ha sido siempre su principal virtud. Precisamente, fue dicho hermano, quien un siete de octubre de 1983 y durante la procesión de nuestra excelsa Patrona, solicitó al Maestro Escobar y en presencia de su hermana, la realización de esta joya del pentagrama para trío de viento, que hoy enriquece y honra aún más a nuestra Cofradía. La misma, estaba compuesta por tres movimientos, titulados “Soleá”, “Cortejo”, “Final y Saeta”.

Por aquel entonces, acompañaba con sus sones el paso del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz, una Capilla Musical hispalense dirigida por el afamado músico y compositor D. Enrique García Silva.

Como consta en los archivos de la Hermandad, el Sr. Marrero Duarte, por entonces mayordomo, envía al Sr. García, un escrito fechado a veinte de marzo de 1985, donde se le hace llegar fotocopias de dicho motete para su interpretación en la Estación de Penitencia de dicho año. Antes de esto referido, consta la interpretaron de la misma en un concierto de música para este género, siendo la única vez que se logró escuchar en su versión originaria.

Cabe destacar, que cuando el maestro la compuso, se extendía en duración de tiempo, y así se le hizo saber, realizándose posteriormente una revisión y acotándole compases hasta dejarlo más proporcionado, acorde a la duración de este tipo de piezas. De igual forma, se habló con la formación musical, para que sustituyeran la primera versión por esta segunda, que realizó el propio Sr. Escobar y así se interpretó y se ha seguido interpretando en la Semana Santa no solo gaditana, sino de toda la geografía española.

De la versión original de las “Estampas de la Vera+Cruz” nunca se supo más en la Hermandad. Posiblemente, los originales fueron devueltos al maestro Escobar para que realizara la comentada abreviación, quedándose la misma, y entregándonos la partitura autógrafa de esta habitual versión reducida, que sí se conserva en nuestro archivo musical. Desde entonces, esta versión primitiva del motete, se creyó perdida, quedando dormitada durante veintiséis años.

Fue en junio de 2011, cuando NHD Juan Manuel Marrero Domínguez, Secretario de la Junta de Gobierno y amante como su referido padre de la música procesional, a través de un mensaje publicado en la web patrimoniomusical donde D. Cayetano Sánchez Aragón, archivero de la “Banda Municipal de Sevilla” y representante de la hispalense “Capilla Musical Trivium”, menciona que posee proveniente del rico archivo de D. Enrique García Muñoz, copia del mismo en esta olvidada versión.

Comenzó entonces un sinfín de contactos y búsqueda incesante para volver a recuperar esta pieza para el archivo musical de la Cofradía.

Se centró la búsqueda, pues en intentar localizar a D. Enrique García y a D. Cayetano Sánchez. El asunto no era fácil, habida cuenta de ese místico hermetismo que siempre había rodeado a D. Enrique y que a la postre (el tiempo lo demostrará sin duda),  ha servido para salvaguardar auténticas reliquias en forma de música procesional.

Y así fue, como a mediados del mes de diciembre de 2013, el Sr. Marrero Domínguez, acudió a tratar este tema con D. José Manuel Ruiz García, miembro de la Permanente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, gran apasionado e investigador incesante de archivos de este género de piezas, además de conocedor de la persona de D. Enrique.

José Manuel, en nombre de este organismo, se puso inmediatamente en contacto con él, haciéndole partícipe del ruego de la Cofradía de la Vera+Cruz para poder rescatar esta composición. La edad, ya le había hecho mella al bueno de D. Enrique y recordaba vagamente la misma. Mostrando un talante muy afable y preocupado por este motivo, no dudó un minuto y comentó al consejero que se pondría en contacto con el archivero de la Municipal para fructificar dicho tema. La muerte llamó a su puerta tan pronto, que nada de esto se pudo conseguir en vida. El que fuera eterno director de la Cruz Roja sevillana, fallecía el diecinueve de marzo de 2014.

Tras este hecho luctuoso, los acontecimientos fueron sucediéndose por sí solos… Coordinados por este miembro del Consejo Local y por el músico D. Francisco del Toro Zamora, las partituras, esas que guardó y protegió durante toda su vida el maestro García, fueron restablecidas de nuevo a su lugar de origen.

En un emotivísimo concierto celebrado el  día veintinueve de marzo de 2014 en la Iglesia de Santiago Apóstol de Cádiz, fue la persona de D. José Pablo Chaves León, Concejal entonces de nuestro Ayuntamiento y miembro de la Junta actual de la Cofradía de Angustias, el que hizo entrega de las mismas, dada su amistad con el Sr. Cayetano y su disposición en este tema desde el primer momento.

Todo lo comentado, fue llevado a cabo en un acto sorpresivo para nuestra Cofradía, un regalo venido del mismo cielo que no olvidará y por el que estará eternamente agradecido.

Y como si esta historia quisiese tener su epílogo final, en este mes de noviembre se ha podido recuperar también esta copia manuscrita.

Fruto de las relaciones que el sr. Marrero mantiene con diferentes formaciones musicales de nuestra Semana Santa, se puso en contacto con D. Carlos Álvarez de Cienfuegos Benítez, oboísta y responsable de la Capilla Musical “Pasión”, de la capital hispalense, haciéndole llegar su preocupación por rescatar para la Hermandad de la Vera+Cruz esta joya del pentagrama.

Hay que destacar la total predisposición de este Trío de Capilla, que desde el primer momento mostró un especial interés en atender esta petición. Se da la circunstancia de que los músicos Álvarez de Cienfuegos y Daniel Maldonado, clarinetista éste último, fueron miembros de la Banda de Música de la Cruz Roja de Sevilla, que dirigió durante muchísimos años el Maestro D. Enrique García.

La Capilla Musical “Pasión”, a quien agradecemos su inestimable ayuda, preocupada siempre por mantener vivo el legado y tradiciones de este género procesional, así como su cuidado afán de estudio e investigación de la Música de Capilla, y dada su estrecha vinculación con D. Enrique, obtuvieron para su archivo esa copia manuscrita de las “Estampas de la Vera Cruz” en su versión original.

Por ello, atendiendo la petición de la Hermandad y entendiendo que se trataba de un patrimonio legítimo dedicado expresamente a la Cofradía, enviaron a la corporación esas ansiadas partituras legibles y con la peculiar grafía con la que escribía la música el bueno de D. Antonio.

Sirva pues este artículo para honrar nuevamente la memoria de tan insigne compositor, y que felizmente el archivo de la Hermandad de la Vera+Cruz vuelva a custodiar este Tríptico de Capilla que compusiera, en su estudio de la Plaza del Falla, quien tanto rezó, en forma de música, a los Titulares de esta corporación del Lunes Santo gaditano. D. Antonio Escobar Perera, el Maestro Escobar.

En tiempos de Cuaresma del año 2014.

NHD Juan Manuel Marrero Domínguez

Compartir