Entrevistas

ENTREVISTA AL COMPOSITOR D. JOSÉ MANUEL GARCÍA PULIDO
      

D. José Manuel García Pulido es sin duda uno de los mejores compositores que existen en la actualidad en el mundo de la Música Procesional. Nacido en Puerto Real, siempre ha estado muy ligado a las Bandas de su pueblo como “Pedro Álvarez Hidalgo” o “Virgen de la Estrella”, de la que fue fundador. Pero también ha estado muy ligado a Cádiz y sus Hermandades a las que ha dedicado muchas de las más bellas composiciones que han salido de su pluma, y a las que ha acompañado musicalmente con diversas Bandas. Prueba de ello son la archiconocida “Sanidad”, “Madre del Carmen Coronada”, “Mayor Dolor de María” o “María Santísima de los Desamparados”, que dedicara a la titular mariana de nuestra vecina Hermandad de Jesús Caído, entre otras. Para la Semana Santa sevillana ha compuesto dos joyas en forma de Marcha Procesional, como son “Señora de Santa Genoveva” y “Cristo de las Misericordias”, dedicadas a las Hermandades de Nuestro Padre Jesús Cautivo, popularmente conocida como “Santa Genoveva”, en el Tiro de Línea y de Santa Cruz respectivamente y que nunca faltan en el repertorio de dichas corporaciones nazarenas en lugares destacados. José Manuel es en la actualidad el Director de la Banda de Música “Gailín”, de Puerto Serrano, que cada Martes Santo acompaña a la Hermandad de Sanidad. García Pulido está sin duda en su mejor momento compositivo, y la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad de la Vera+Cruz ha tenido a bien el encargarle una marcha conmemorativa para su 450º Aniversario Fundacional que llevará por nombre “Paño de Pureza”. Hemos querido compartir unos minutos con él y le hemos realizado una pequeña entrevista:

  • José Manuel, ¿qué significa para ti que la Hermandad de la Vera+Cruz haya confiado en tu persona para la composición de una marcha para su 450º Aniversario?

Actualmente hay muchos y muy buenos compositores de marchas, y el hecho de que se hayan fijado en mí para esta efeméride es un inmenso honor. He trabajado con mucho cariño desde que Chico Marrero y yo nos reuniéramos para perfilar los detalles de este encargo, compaginando el trabajo con el embarazo de mi esposa y mi reciente paternidad, lo que hace que esta composición sea, aún si cabe, más especial para mí.

  • La Hermandad de la Vera+Cruz siempre ha cuidado el repertorio de su paso de palio, y siempre ha interpretado las marchas dedicadas a la Cofradía dándoles el lugar que se merecen tras la Virgen de la Soledad ¿supongo que será todavía un aliciente más no?

Por supuesto. No todas mis composiciones se tocan, aunque es curioso que algunas de las marchas que tengo para la Semana Santa de Cádiz suenan en otros sitios, pero no se incluyen en los repertorios de las Hermandades a las que van dedicadas. El escribirle una marcha a la Vera+Cruz, encargo directo de su Junta de Gobierno, me garantiza que va a sonar en la calle y, además, seguro que en un sitio privilegiado. Como dices, es un aliciente más, sin duda.

  • ¿Por qué has elegido el nombre de “Paño de Pureza”?

No quería un título convencional que fuera demasiado explícito y, buceando en la web de la Hermandad en busca de inspiración, encontré unas palabras de Álvaro Picardo refiriéndose a la imagen del Cristo, que decían textualmente: El paño de pureza, generoso de pliegues, flamea hacia la derecha, en un alarde de gracia y de movimiento.” No lo dudé ni un momento…

  • ¿Qué has querido plasmar en dicha composición? ¿Qué nos puedes contar de ella?

Tenía claro desde el principio, y así se lo hice saber a Chico Marrero el cual estuvo de acuerdo conmigo, que siendo una Cofradía de negro y de centro, la marcha debía ser de corte clásico. He huido de la cadencia andaluza, tan repetida y repetida una y otra vez, y de espectacularidades innecesarias. La marcha se basa en cuatro notas (las cuatro primeras), que están presentes en todo el discurrir de la obra, salvo en el tema B que es una especie de falsa progresión armónica, y digo falsa porque se rompe en el punto culminante y va a otra tonalidad lejana mediante modulación enarmónica, y en el trío, aunque aquí aparece como puente antes de repetir el tema en fuerte. También incluyo un motivo de la “Saeta” de la obra que le dedicara a la Hermandad el maestro Antonio Escobar Perera con el título “Estampas de la Vera-Cruz”, a modo de homenaje a su figura y a lo que significó en esta Cofradía, de la que era hermano. Como digo, una marcha de corte clásico, sin más.

  • Háblanos ahora de tu situación actual como músico y director ¿qué proyectos tienes entre manos a medio y a corto plazo?

Pues proyectos pocos. Seguir al frente de mi Banda de Música, que es mi trabajo, e intentar bandear la crisis que tanto daño está haciendo a la cultura en general, y a la música en particular, sobre todo a la música de base. Nuestra Banda lleva casi dos años que no recibe ninguna ayuda por parte de administración alguna, el ayuntamiento de Puerto Serrano porque no puede y el resto de administraciones porque no quieren, así de simple. Sin embargo, continuamos nuestra labor y mantenemos abierta nuestra Escuela de Música, a pesar de que la Banda se quedó sin fondos en Noviembre del año pasado y subsistimos gracias a los padres que están al pie del cañón y quieren para sus hijos una educación más completa que incluya la música como materia importante en el desarrollo del ser humano, tanto afectiva como intelectualmente. No quiero hacer de esta entrevista un alegato político, pero en este aspecto vamos a la cola del resto del mundo y, en Andalucía, muchísimo más. En fin…

  • ¿Cuál es tu marcha preferida de cuantas has compuesto? ¿Cuál es la más especial?

Preferida no tengo ninguna. Eso es como si te preguntaran cuál de tus hijos prefieres. Quiero a todas por igual y cada una de ellas está ligada a un sentimiento o situación diferente en mi carrera. Pero sí tengo una marcha un poco más especial que el resto por lo que significó en mi vida, que es “Mª Stma. de la Estrella”. Me la encargó José Antonio López Camacho para la Hermandad del Cautivo de Sanlúcar de Barrameda, momento que coincidió con el diagnóstico de un cáncer a mi padre. La marcha fue tomando forma a medida que la enfermedad avanzaba y, casualidad o no, la terminé el mismo día en que mi padre falleció. Se la dediqué a su memoria y con ella gané por segunda vez el Concurso Nacional de Composición de Marchas que organizaba cada año el Ayuntamiento de San Fernando. Como me dijo mi hermano “papá te ha echado un cable desde el cielo”.

  • Y cual crees que es la que tiene más calidad de todas las que has compuesto.

Pues no se… tampoco es que sean muy buenas técnicamente hablando. Quizás “Mayor Dolor de María”, por lo arriesgado de sus temas y por su armonía, aunque también podría ser “Cristo de las Misericordias”, “Mª Stma. De la Estrella”, “Sra. de Sta. Genoveva”… No sé, lo lógico sería que esto lo decidiera otra persona ¿no?

  • Hace poco tu Banda se estrenó en Sevilla por primera vez ¿cómo fue la experiencia?

Magnífica. Una procesión de Gloria, concretamente la Inmaculada del Santo Ángel, con un repertorio fúnebre muy escogido por nuestro amigo Castroviejo, en lo que somos especialistas, y un día en que las calles de Sevilla estaban atestadas de gente. Llegando a la espalda de la Catedral, divisando ya la Giralda, sonó por primera vez en Sevilla otra de mis marchas más reconocidas: “Sanidad”. Un momento sublime e irrepetible para mí y para algún que otro hermano de la Hermandad que se había acercado a acompañarnos.

  • ¿Qué compositor de los de siempre es tu referente a seguir?

Don Germán Álvarez Beigbeder. Es, sin duda, el mejor compositor de marchas de la historia, y está un escalón por encima del resto. Era un hombre de su tiempo, impresionista unas veces, nacionalista otras… Nos pueden gustar otros muchos, que los hay y buenísimos, tales como los Font, Gámez Laserna, Pantión, Borrego, Morales, etc., pero los que sabemos un poco de esto coincidimos en que es el más grande, al igual que coincidimos en que Bach ha sido el mayor   músico que ha dado la historia. Es algo casi incuestionable…

  • ¿Y de los actuales con cual te quedas?

Aparte de Pedro Morales que es clásico y actual a la vez, me quedo con David Hurtado, sin duda. Lo vengo diciendo desde hace ya varios años y el tiempo me está dando la razón. Está siendo reconocido ya por el gran público y por todos los entendidos en la materia. Su marcha “Subida al Calvario”, aparte de difícil, es una obra sólo comparable a otras como “Cristo de la Expiración” de Beigbeder, “Soleá Dame la Mano” de Font de Anta o “¡Ecce-Homo!” de Escobar, entre otras. Y, aparte de gran músico, es una excelente persona. Dentro de 100 años no se si se tocarán mis marchas, pero las de David seguro que sí.

  • ¿Qué tiene de especial la Semana Santa de Cádiz, y en concreto la Hermandad de la Vera+Cruz, que no tienen otras Semana Santas, musicalmente hablando?

Lo mejor de la Semana Santa gaditana, desde el punto de vista musical, es sin duda la anatomía de sus calles. Calles estrechas y con edificios altos, que hacen que tocar aquí sea una gozada. En cuanto a la calidad de los repertorios, Cádiz es una de las ciudades donde más se ha avanzado, y podemos decir que hay hermandades con unos repertorios exquisitos, envidiados por los amantes de esta música en toda Andalucía. Buena culpa de ello la tiene la web Patrimonio Musical, que ha servido de punto de encuentro de todas aquellas personas que apostamos por la calidad de la música procesional. Vera+Cruz no es ninguna excepción y me consta que apuesta por marchas de calidad y, lo que es aún más importante desde mi punto de vista, apuesta por las marchas propias de la hermandad.

  • Por último, algunas palabras que quieras dirigirles a los hermanos de nuestra Cofradía.

Sólo espero que la marcha guste a todos los hermanos y hermanas de la cofradía, que con el tiempo se sientan identificados con ella, y que sea digna de acompañar a la Virgen de la Soledad cada Lunes Santo por las calles de Cádiz…

Compartir