Entrevista a NHD Ramón Fernández Ruiz

El viernes 18 de octubre de 2019, en la celebración de la Misa de Hermandad de nuestra Cofradía, se presentaba una nueva saya que, regalada por la Juventud e Infancia de la Hermandad, ha venido a engrosar y enriquecer el Patrimonio Bordado de nuestra Hermandad (ver AQUÍ).

La saya ha sido confeccionada por el Taller de Bordados “San José” de nuestra ciudad, bajo las directrices de NHD Ramón Fernández Ruiz y D. Jesús Savona León.

Hemos querido hablar con Ramón para que pueda dar a conocer más detalles del trabajo. Tras sentarnos con él, esto fue lo que nos dijo:

  • Ramón, ¿Cómo surgió la idea de hacer una nueva saya y en blanco?

A los cofrades nos gusta tender siempre hacia lo barroco, y eso incluye también a la hora de presentar a las imágenes vestidas. En la Vera+Cruz hemos recibido un gran patrimonio de bordados antiguos y yo he intervenido muchos de ellos. La Imagen de La Soledad actualmente poseía cuatro sayas, tres de las cuales se alternan en sus Salidas Procesionales. Pero siempre estaba la asignatura pendiente de una bordada sobre blanco, especialmente para Pascua y la Inmaculada. En muchas ocasiones nos cedieron casullas antiguas que se ponían haciendo esa función; de esto hace ya bastantes años. Cuando empezó el comercio de antigüedades por Internet, un hermano nos regaló una de origen francés que adquirió. Se estuvo usando a modo de saya algunos años, hasta que se pudo, ya que la tela soporte estaba bastante deteriorada, por lo que quedó guardada en la Casa de Hermandad hasta que se presentara la ocasión de aprovechar las piezas bordadas.

Hubo un par de intentos de confeccionarla, pero quedó solo en eso, debido a otros frentes abiertos que tenía la Hermandad, quedando el dibujo arrinconado. Ya se sabe, “quien mucho abarca poco aprieta”, y aquí no hemos sido nunca de tener varios frente a la par abiertos. El  último ha sido a través del Vocal de Juventud e Infantil que es el que ha sacado adelante el proyecto. También todo tiene su momento. Si se hubiera hecho a la primera, se hubiera hecho sobre un tisú más comercial. Durante este tiempo de espera, pues se han terciado las cosas y se ha podido realizar sobre un tisú confeccionado artesanalmente que realza más los bordados.

  • La casulla original, los bordados, ¿de que época son?

Por la técnica pueden ser de a finales del siglo XIX o muy de principios del siglo XX. Los bordados están realizados en su mayoría realizados sobre cartulinas.

  • ¿Habías tratado anteriormente este tipo de bordados en oro?

Si. En la Hermandad de la Santa Caridad confeccionamos hace unos años, con mi compañera Soledad Díaz, una casulla en tisú de oro, aprovechando los bordados de otra casulla que había adquirido un hermano. Es la que se suele utilizar en los días principales.

  • El diseño puede apreciarse que es algo totalmente diferente con lo original. ¿Qué criterios habéis seguido a la hora de realizarlo?

Con la absurda caída en desuso de este tipo de ornamentos pues muchas piezas están rulando por los mercados, son muchas las Hermandades que tienen alguna pieza de este tipo. Con ellas pues se han confeccionado sayas, mantos de vistas, estandartes, frontales para cultos, etc. Pero en la mayoría de las veces se reconocen que son ornamentos realizados con “bordados de acarreo”. Jesús Savona y yo, a la hora de hacer el diseño hemos huido digamos más que de esa tendencia, falta de creatividad. De hecho lo que más nos ha costado trabajo de realizar ha sido el dibujo. Fueron numerosos los intentos de crear un diseño, pero no nos convencía, y cuando algo parecía encaminado, recordaba más ornamentos religiosos que un vestido de una Virgen. Hasta que una tarde en uno de esos intentos pues salió todo de un tirón en un momento. Eso se realizó en el primer intento de sacar el proyecto adelante hasta que un par de años después pues se ha podido sufragar.

  • ¿Qué sientes cuando haces un trabajo de este tipo para tu Hermandad?

No hace mucho lo comentábamos con el dueño del taller que está realizando el nuevo Palio, Don Jesús Rosado, que cuando se trabaja para tu propia Hermandad no es buen negocio. Entre que se pone el precio más ajustado… y después que se termina echando mucho más de lo acordado… pues las cuentas no cuadran mucho. Gusta trabajar para tu propia Hermandad, porque es señal que confían en uno, pero económicamente no renta.

  • A la hora de realizar el bordado, ¿qué es lo que más ha primado en las técnicas?

Siempre se ha dicho que un buen dibujo es la base del bordado, y también que un buen perfilado y acabado puede salvar un mal bordado, y al contrario; un mal perfilado se puede cargar un buen bordado. En este trabajo hemos buscado ante todo un buen acabado, en los perfilados, la limpieza de la interpretación del dibujo, y las técnicas de enriquecimiento para agrandar y dar más suntuosidad a las piezas originales. También ha dado mucha vistosidad los semilleros realizados con los huevecillos dorados, que poseía la pieza original.

Muchas gracias, Ramón, y enhorabuena por el trabajo.

Compartir