Entrevista a D. Jorge Marcial Ortíz, Músico y Compositor

D. Jorge Marcial Ortíz (Chiclana de la Fra., Cádiz, 1991), abrió su corazón y su alma de músico le hizo regalar a Nuestra Señora de La Soledad una hermosísima composición que fue todo un regalo para los sentidos de quienes tuvieron la suerte de estar presentes en el Concierto. Su amor por la música y tantos años desfilando tras el manto de luto y plata de Nuestra Señora de La Soledad le calaron hondo. Y el mejor regalo que puede hacer un Músico es lo que mejor sabe hacer. Y de eso Jorge sabe y mucho.

Forma parte de ese selecto grupo que cada Lunes Santo, en lugar de viajar en el autobús con la Banda, lo hacían de manera particular por la mañana para poder visitar San Francisco y nuestros Pasos. 30 años lleva “Enrique Montero” poniendo su música a Nuestra Señora de la Soledad. Cuando ingresó en la Banda, ya ésta nos acompañaba. Jorge ha crecido pues sabiendo que el Lunes Santo y los músicos de Chiclana son un todo. No hay tarjeta de presentación mejor.

Hemos podido charlar con él. Y esto fue lo que nos dijo:

  • Jorge, ¿sensaciones tras el estreno de “Soledad, Madre de la Vera-Cruz”? ¿Más tranquilo ya?

Bueno, la verdad que ahora sí estoy bastante tranquilo y contento. Las primeras reacciones han sido bastantes positivas y todo aquel que ha oído la Marcha le ha sido de su agrado. Así que bueno, toca esperar oírla en la calle para ver si de verdad tiene esa conjunción con el Palio de la Soledad.

  • ¿Qué sentiste instantes antes de su puesta de largo?

Muchísimos nervios. Sabía que la Marcha estaba trabajada y que debía salir bien pero hasta que no arrancan los primeros compases y la música fluye, los nervios están muy presentes.

  • ¿Y el momento en el que el Maestro Forero te ofrece su Batuta?

No tengo más que palabras de agradecimiento para mi amigo y Maestro D. Manuel Forero. Él fue quien me enseñó los primeros pasos en esto de la música y que ahora él te ceda su Batuta es un gran privilegio. He de decir también que me pilló medio por sorpresa porque no sabía si lo haría o no, pero Manolo es una gran persona y tiene esos grandes gestos.

  • ¿Satisfecho en el momento que oías los aplausos del respetable?

Es el gran momento. Los segundos de silencio entre los ecos del último acorde y el primer aplauso es un momento indescriptible. Y sí, muy satisfecho. La verdad que me sentí bastante acogido por el público que allí asistió.

  • Háblanos un poco de la Marcha: inspiración, técnica, estructura…

Tenia una espinita con la Virgen desde hacía mucho y llevaba tiempo queriéndole escribir, lo que ocurre es que componer para la Soledad de la Vera+Cruz no es cualquier cosa. Me consta del buen gusto musical de la Hermandad y tenía la presión de poder estar a la altura. Tenía muy claro dos cosas: que la Marcha tenía que sonar a Marcha de las de antes, de cuando no existían los programas informáticos y solo había lápiz, papel y un piano para crear música. Y por supuesto, que la Marcha fuera Ella, la Soledad de la Vera+Cruz que tiene ese estilo tan definido. Entonces no tuve más que empaparme a oír a los grandes compositores y dejarme llevar por su esencia. Técnicamente, la Marcha es sencilla. Está escrita en Re menor, con pequeñas modulaciones a tonos cercanos. Una melodía muy sencilla basada en los cromatismos y adornada con pequeñas intervenciones de la madera y el metal. Un ritmo que define totalmente el andar del paso horquilla y el vaivén tan peculiar del paso de palio de la Virgen. Y, por último una Marcha que dura unos 03’40 aproximadamente porque hay que tener en cuenta que es uno de los Palios más pesados de Cádiz y estoy seguro que el Cargador también lo agradecerá.

  • ¿Qué has querido plasmar en ella?

Tengo una imagen grabada de estar tantos años detrás de su manto que es la bajada del Paso por la calle San Francisco. Sólo he intentado que todo aquel que escuche la Marcha vea a la Soledad en la tarde noche del Lunes Santo. Plasmar su idiosincrasia ha sido mi principal objetivo.

  • Imaginamos que tras tantos años tocando tras el manto de luto y plata de Nuestra Señora de La Soledad habrá sido un aliciente, ¿no?

Sin ninguna duda. El poder tocar tantos años detrás de Ella me ha dado la suerte de poder conocerla en profundidad, el cómo es la Virgen en la calle. Y sobretodo, como suena el Lunes Santo detrás de la Soledad.

  • Es tu primera Marcha para Cádiz, ¿por qué a la Vera+Cruz?

Muy sencillo. Si me tuviera que hacer hermano de una Hermandad de Cádiz sería la Vera+Cruz. Me encanta la Hermandad puesta en la calle. El Cristo me parece sublime y Ella tiene algo especial, tiene una pena contenida diferente a las de otras Dolorosas. Y por supuesto, han sido muchos años tocando con mi Banda detrás de Ella. Eso crea unos lazos de unión muy fuertes.

  • ¿Qué esperas de la Marcha?

Que con el tiempo se gane la identidad de la Hermandad en el aspecto musical, como por ejemplo ya lo es “Soledad” del Maestro Escobar. Por supuesto, salvando las distancias de esa portentosa Marcha y de ese gran Maestro. Sin el mínimo intento de comparación, pero si espero que con el tiempo se pueda ganar un hueco importante en el repertorio de la Cofradía. Pero el tiempo sólo dirá si la calidad de la Marcha es digna de tal merecimiento o no.

  • ¿A quién comunicas primeramente en la Hermandad que has compuesto una Marcha?

A mi amigo “Chico” Marrero. Recuerdo perfectamente que fue el 24 de Diciembre de 2018 cuando lo llamé, nervioso perdido, para comunicarle que tenía algo para la Virgen.

  • Háblanos un poco más de ti, ¿Quién es Jorge Marcial, musicalmente hablando?

Musicalmente, Jorge Marcial es alguien que es músico gracias a las Cofradías. Y digo esto, porque de chico simplemente quería tocar un tambor. Jamás pensé que podría vivir de la música estando las cosas como están. Actualmente, soy Músico Militar de la Escala de Suboficiales y bueno, alguien que constantemente está leyendo, estudiando y cuestionándose todo lo que hace con el fin de mejorar como músico.

  • ¿Tienes algún referente actual en el panorama musical de composición de Marchas Cofradieras?

Me gustan algunos autores de la actualidad como David Hurtado y Francisco Torres Simón, pero sin ninguna duda mi referente es Cristóbal López Gándara. Para mí es un Maestro en esto de las Marchas y además tengo la suerte de tenerlo como amigo, ya que estudiamos juntos en el Conservatorio y estuvimos durante una época llevando la Dirección Musical de una Banda de Cornetas y Tambores.

  • ¿Y de antaño?

De antaño hay muchísimos: el Maestro Farfán, Font de Anta, Gámez Laserna… Pero si tuviera que quedarme con uno me quedaría con el Maestro D. Germán Álvarez Beigbeder. Su música me parece de una calidad exquisita. Su armonía tan densa, su instrumentación tan bien ejecutada y su sabor andaluz, me parecen simplemente increíble.

  • ¿Qué proyectos tienes a corto, medio o largo plazo?

Pues a corto plazo estoy esperando mi nuevo destino, que no se donde me mandaran y espero que no muy lejos (risas). A medio plazo quiero sacarme el Grado Superior de Composición y a largo plazo me gustaría poder disfrutar más de mis dos pasiones: la música y las cofradías.

  • Lo siguiente es como preguntar a un padre/madre que a quien quiere más de sus hijos pero, ¿tú composición principal o preferida de entre las que has compuesto?

La primera que hice, “Lágrimas, tú eres mi Esperanza” dedicada a la Virgen de las Lágrimas y Esperanza de la Hermandad de la Humildad y Paciencia de Chiclana de la Fra (Cádiz). Esta Marcha nació por la iniciativa de mi amigo y Capataz D. Juan Carlos Jiménez, que en repetidas ocasiones me insistía en que escribiera música y si no fuera por él, nunca me hubiera atrevido. Esta Marcha fuera para mí un descubrimiento, pues conocí una nueva faceta en la música, que era la de componer, y que actualmente me ocupa muchas horas del día en la cabeza… más de las que debería (risas).

  • Sabes que en esta Hermandad ha sido siempre motivo de riguroso cuidado el Patrimonio Musical que se recibe, ¿consideras esto positivo o va en detrimento de otras composiciones?

Es muy positivo y es algo que otras Hermandades deberían emular. No todo vale detrás de un Paso. La música ha de tener cierta calidad y eso se nota con tan solo oírla. Yo entiendo que hay muchas personas que le regalan a sus Titulares composiciones con todo el cariño del mundo, pero también deben entender que si no tiene un mínimo de calidad o por el contrario no gusta, o no va acorde con el estilo de la Cofradía, se quede en el cajón. Y ojo, esto mismo me puede pasar en mi en cualquier momento, por eso hay que estar continuamente formándose como músico, para ser consecuente con el trabajo que uno hace.

  • Y ahora responde brevemente:
Una calle: c/ La Plaza (Chiclana de la Fra.)
Una Marcha: “Mater Mea”, de D. Ricardo Dorado
Día de la Semana Santa: Martes Santo
Vera+Cruz: Solemnidad
Tu momento cofrade: Vestirme de Costalero
  • Por último, ¿algo que quieras decir a los hermanos de la Vera+Cruz?

Muchísimas gracias por todas las muestras de cariño recibidas, por el trato que siempre desprende esta Hermandad y sobretodo que no dejéis de cuidar el Patrimonio más importante que tiene una Hermandad, que no es otro que el humano. Y a día de hoy,  en ese aspecto, Vera+Cruz de Cádiz es una Hermandad ejemplar.


Jorge Marcial Ortiz respira Música y Cofradías a partes iguales. Músico y Cofrade. Cofrade y Músico… no importa el orden. El chico de la eterna sonrisa cursó estudios en el Colegio “Las Albinas” y luego la E.S.O. y el Bachiller en el Instituto “Picasso”, ambos en su Chiclana natal.  Es el mayor de dos hermanos. Empezó a estudiar con D. Manuel Forero en la Banda Municipal de Chiclana. A los 11 años ingresó en el Real Conservatorio de Música “Manuel de Falla”, de Cádiz, eligiendo la Trompa como instrumento. En 2010 comenzó a estudiar el Grado Superior de Trompa en el Conservatorio Superior de Música “Victoria Eugenia”, de Granada, terminándolo en 2014. Ha tocado en países como Portugal, Bélgica y Rusia. Ha grabado discos con la Orquesta “Ciudad de Granada” y la Hyspanian Sympony Orchestra, además de discos de Marchas Procesionales, entre ellos el de nuestro 450º Aniversario. Ha dirigido la Banda de Cornetas y Tambores de las “Tres Caídas” de Granada y a la Banda Juvenil de Vihuela (Granada). Ha compuesto Marchas para los géneros de Bandas de Palio y Cornetas y Tambores. Su otra pasión: las Cofradías. Es hermano de la Hermandad del Cristo del Amor y de La Soledad de Chiclana. Costalero de afición y devoción. Profesionalmente, en 2016 entró en las filas de la Legión y en 2018 ganó la oposición para Suboficial de los Cuerpos Militares de Música. Y acabemos por el principio… nació un 3 de mayo, Fiesta de la Invención de la Santa Cruz. No es de extrañar pues su cariño a la Vera+Cruz. Pero sobre todo tiene algo que eclipsaría todo lo nombrado anteriormente: pone el alma en lo que hace y es leal con su familia, sus amigos y sus aficiones. Es Jorge Marcial.: un gran tipo que ha grabado con letras de oro su música en la Hermandad. Suerte.

Compartir