Enseres

CRUZ DE GUÍA

La Cruz de Guía de la Hermandad es escoltada por cuatro hermanos que portan cirios al cuadril, situándose ante ella además una Capilla Musical, resaltando y destacando de esta manera la importancia de la Santa Cruz, origen de esta Hermandad.

Es la más antigua de cuantas abren los cortejos penitenciales en la Semana Santa. Anónima, fechada en el s. XVIII, es de estilo rococó ejecutada en madera de cedro, estofada en oro y plata, conjugándose su armonía con óvalos con espejos. Fue restaurada en los años 90 en los talleres de D. Manuel Carmona [Sevilla]. Se conserva en una hornacina en la Capilla de nuestra Hermandad.

Sabemos además, que en otros tiempos llegó a custodiar en su interior diferentes reliquias de santos, mostrándonos claramente la importancia de la misma. 

FAROLES DE GUÍA Y FAROLES DEL SIMPECADO
La Hermandad posee cuatro faroles. Constan de un asta de madera y terminaciones y farol en orfebrería plateada. En estilo rococó de mediados de los años 1990-1991. Los que acompañan a la Cruz de Guía deben su factura al Taller de Orfebrería de D. Manuel Borrero, en Triana, siendo los que acompañan al Simpecado obra del Taller de D. Manuel de los Rios, siendo estos más rocallas en su ejecución.
SENATUS

Formada por paño y asta de madera y remates en orfebrería plateada.

El paño, de terciopelo rojo con las siglas S.P.Q.R., lleva bordados en oro fino de finales del siglo XIX y restaurado por el bordador gaditano D. Mariano Arce Camacho (q.e.p.d.) a finales de los 80.

Anteriormente a su restauración, la Hermandad solicitaba esta insignia a la Hermandad de La Sentencia.

En la parte superior el Águila Imperial Romana y medallón con la efigie del Emperador Tiberio.

El asta es obra del Taller de Orfebrería de D. Manuel de los Ríos, en Sevilla, 1990. Es una Insignia Pagana.

Abre la Segunda Sección del Cortejo del Santísimo Cristo y es escoltada por dos hermanos que portan vara.

BANDERA PENITENCIAL

Realizada por NHD Ramón Fernández Ruiz a mediados de los años 90.

Por una cara va en terciopelo con los colores negro y verde, característicos de nuestra Hermandad, y por la otra va representada la Santa Cruz de Jerusalén por nuestro carisma franciscano, sobre fondo marrón.

El asta es de madera con terminaciones en orfebrería plateada, rematada con el escudo de la Hermandad, obra del Taller de Orfebrería sevillano de D. Manuel de los Ríos, de Sevilla. En ocasiones puede sustituir al Guión como la Insignia corporativa de la Cofradía.

Abre la Tercera Sección del Cortejo del Santísimo Cristo y tras ella se ubican parejas de hermanos que portan Cruces sobre sus hombros, recalcando precisamente el carácter penitencial de nuestra Hermandad y Cofradía.

BANDERÍN FRANCISCANO

Insignia que recoge la vinculación y título de la Hermandad con la Orden Franciscana. (O.F.M).

Asta de madera y terminaciones en orfebrería plateada. Rematado con Cruz arbórea. Del Taller de Orfebrería de D. Manuel de los Ríos de Sevilla. El paño, bordado en oro sobre tisú, reproduce en lienzo pintado por D. Miguel Ángel García Saucedo, los Estigmas del Seráfico Padre San Francisco de Asís en el Monte Alvernia, y lleva bordados de NHD Ramón Fernández Ruiz en el año 1994.

Se remata con corbatín blanco con bordados del s. XVII, que en ocasiones se ha situado en el Guión en la Procesión del Corpus Christi.

Abre la última sección del Cortejo Penitencial del Santísimo Cristo.

GUIÓN

Es la Insignia corporativa de la Hermandad y preside todos los Cultos de Regla así como aquellas representaciones en que la Junta de Gobierno y hermanos acuden corporativamente, caso de la Estación de Penitencia el Lunes Santo o las Salidas en la Procesión del Corpus Christi o de nuestra Patrona La Virgen del Rosario.

Bordado por NHD Jaime Zaragoza Ibáñez en el año 1984 y restaurado por el mismo bordador en agosto de 2008.

Además del Escudo bordado de la Hermandad, lleva remate bordado en su parte posterior y tres flores de lis, además de dos medallones con bordados en seda del escudo franciscano y del Cabildo Catedral. El asta, plateada, debe su factura al Taller de Orfebrería de Borrero, Sevilla.

En la Estación de Penitencia, se ubica siempre en el Cortejo donde figura el Hermano Mayor, y se coloca junto al escudo, prendida, la Medalla de Oro de la Ciudad.

CIRIALES DEL STMO. CRISTO

La Cofradía posee dos juegos de ciriales.

Unos de ellos de seis ciriales, fueron adquiridos a la Cofradía Sevillana de Ntro. Pdre. Jesús en su Prendimiento y Ntra. Sra. de Regla, (Los Panaderos). Años 80 aproximadamente.

En el año 2004 se estrenaron ocho ciriales para el servicio de pasos, realizados por  el Taller de Orfebrería de los Hermanos Ramos Espinosa. Los cuatro del paso de Cristo fueron donados por el Grupo Joven.

Siguen la línea de los mencionados anteriormente adquiridos a la Hermandad de Los Panaderos aunque, lógicamente, más enriquecidos y mejor factura. Son de estilo personal, acorde con la Hermandad y ciñen el cordón franciscano.

MEDALLÓN DEL PERTIGUERO

El medallón que luce el Pertiguero del cuerpo de paso del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz representa en su cartela una escena de un pasaje del Libro de los Números del Antiguo Testamento.

Concretamente, hace referencia al Capítulo 21, versículos 8-10, donde se cita: <<Y el SEÑOR dijo a Moisés: Hazte una serpiente abrasadora y ponla sobre un asta; y acontecerá que cuando todo el que sea mordido la mire, vivirá. Y Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso sobre el asta; y sucedía que cuando una serpiente mordía a alguno, y éste miraba a la serpiente de bronce, vivía[…]>>.

Se trata de una de las primeras representaciones de la Cruz que se cita en las Sagradas Escrituras, de ahí que se escogiera para su representación en esta cartela.

El medallón, realizado en plata de ley, fue donado por el Grupo Joven de la Hermandad en 2002, y realizado en el Taller de Orfebrería de los Hermanos Ramos Espinosa de La Rinconada [Sevilla].

La Pértiga del pertiguero del Cuerpo de Paso, es obra también del Taller de Orfebrería de los Hermanos Ramos Espinosa, de La Rinconada (Sevilla), elaboradas en 2004. En metal plateado, llevan rocallas y rosas en su remate siendo su asta también repujada con hojas de acanto.

INCENSARIOS Y NAVETAS

Cinco incensarios posee la Hermandad y dos navetas.

En orfebrería plateada, de principios de los años ochenta, son obra del Taller de  Orfebería de Borrero, 1983.

Fueron costeados por el Grupo Joven de la Hermandad.

CRUZ PARROQUIAL

Tradicional de manguilla, con asta plateada perteneciente a un antiguo Estandarte de la Hermandad.

Se remata con Crucifijo antiguo de talla donado por un hermano a mediados de los años 90.

La manguilla lleva los colores corporativos de la Hermandad, verde y negro, y enagua en su interior.

La confección y costura se debe a NHD Ramón Fernández Ruiz.

Acompañada de dos Ciriales, los antiguos pertenecientes a la sevillana Hermandad de Los Panaderos, se ubica tras el paso del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz, justo detrás de las personas que se sitúan como Penitencia.

SIMPECADO

Insignia a modo de estandarte compuesto por un asta y rematado en su parte superior por una Cruz. De un travesaño cuelga un paño. En el caso concreto de nuestra Hermandad, el asta es de plata repujada y cincelada, obra del Taller de Orfebrería de los Hermanos Ramos Espinosa, de La Rinconada (Sevilla).

El paño, bordado en oro fino y seda de colores, realizado por el Taller de Bordados San José de Cádiz. Con diseño de NHD Ramón Fernández Ruiz, está basado su dibujo en bordados que posee la Hermandad del siglo XIX. El tondo de dicho paño recoge la Imagen de la Purísima Concepción llamada de la Rosa.

Con un cuadro de la Concepción franciscana vino a Cádiz Fray Juan Navarro, fundador del convento y de la hermandad en 1566. El cuadro fue colocado en el altar mayor de la iglesia recién fundada. En 1596, año del saqueo de Cádiz por los ingleses, éste sufrió un pequeño desgarro en el lienzo. El convento fue refugio y defensa del asalto inglés para muchos gaditanos y el pueblo reputó como milagrosa la protección de la Virgen Inmaculada, y como memoria de esa protección no quiso restaurar el cuadro dañado y optó por colocar una rosa entre las manos de la Virgen, lugar por donde fue rasgado el lienzo. Desde ese momento comenzaron a llamarle la “Virgen de la rosa”, y estuvo presidiendo desde el altar mayor del templo los cultos y acogiendo las plegarias de sus hijos.

Cuando se iniciaron las obras de remodelación del presbiterio de la iglesia en 1687, la Virgen, que presidía desde el altar, mayor pasó a un altar que se le construyó en el claustro alto del convento. La devoción de los fieles a esta Virgen de la rosa no decayó. Fue Fray Juan Riquelme el que propagó su culto y devoción hasta constituir en 1684 la hermandad de la Pura y Limpia Concepción.

De 1686 a 1761, por la unión de la hermandad de la Concepción con el orden tercero, el cuadro de la Virgen es trasladado del claustro alto a la capilla del Oreto. En 1761 el cuadro presidió en la iglesia la declaración del patronazgo de la Inmaculada en España, ante él se celebraba el octavario de las fiestas. Destruida la capilla del Oreto en 1863 el cuadro se quedó en el convento.

Restaurada la comunidad franciscana en 1891 la Virgen de la Rosa fue colocada en la escalera de la sacristía. En 1912 en una de las reformas realizadas en el convento se puso en uno de los recibidores de la casa. Se cree que con motivo de los acontecimientos de 1931 el cuadro fue destruido. Nuestra hermandad por esta historia singular recoge en nuestro simpecado la imagen de esta Inmaculada tan venerada en nuestra iglesia y traída como se dijo al principio por el fundador de nuestra hermandad.

Esta insignia se estrenó en la Semana Santa de 2007, siendo su paño donado por NHD José Luis Ruiz Nieto-Guerrero.

BANDERÍN DE CARIDAD

Figura en el cortejo para recordar la Obra Caritativa tan extensa que realiza nuestra Hermandad. Tanto en el Programa de Acogida y Saneamiento Temporal de niños y jóvenes bielorrusos, como en la atención a las niñas del Rebaño de María y otras actividades caritativas.

Bordado en el Taller de San José en 2003 por NHD Ramón Fernández Ruiz en oro sobre terciopelo verde y seda de colores, trabajo este último de D. Manuel Bernal Andamoyo.

El medallón central recoge una viuda que deposita su limosna en el arca del templo.

El asta es de metal plateado terminado en punta de lanza.

Abre la Segunda Sección de Cortejo de Nuestra Señora

BANDERA CONCEPCIONISTA

Confeccionada por NHD Ramón Fernández Ruiz, a principios del año 2000.

Va portada en un asta de madera con terminaciones de orfebrería plateada, con el escudo mariano, obra del Taller de Orfebería de D. Manuel de los Ríos, de Sevilla, 1990.

Se compone de Paño blanco y anagrama de la Virgen con Corona real en color azul.

Se culmina con corbatines con los colores de La Purísima y la enseña nacional española, por el Patronazgo de la Inmaculada Concepción en nuestro país.

Abre la última sección del Cortejo de Nuestra Señora y se escolta con cuatro parejas de hermanos que portan cirios de color azul, color de la Purísima.

LIBRO DE ESTATUTOS

De orfebrería de metal plateado con cantoneras del mismo metal sobre terciopelo verde.

En el centro el Escudo de la Hermandad en metal dorado, todo ello de estilo rococó.

Fue realizado en el Taller de Orfebrería de D. Manuel de los Ríos, de Sevilla a mediados de los años ochenta y fue donado por un hermano de la corporación.

Durante la Estación de Penitencia custodia en su interior los Estatutos y el Reglamento Interno de la Hermandad, y preside todos los Cultos de Regla de la Hermandad.

En la Estación de Penitencia, se sitúa en la Antepresidencia del Cortejo Penitencial donde no figura el Hermano Mayor.

CIRIALES DE NTRA. SEÑORA

La Cofradía posee dos juegos de ciriales.

Unos de ellos de seis ciriales, fueron adquiridos a la Cofradía Sevillana de Ntro. P. Jesús en su Prendimiento y Ntra. Sra. de Regla, (Los Panaderos). Años 80 aproximadamente.

En el año 2004 se estrenaron ocho ciriales para el servicio de pasos, realizados por  el Taller de Orfebrería de los Hermanos Ramos Espinosa. Los cuatro del paso de la Virgen de la Soledad fueron donados por un hermano de la corporación. Éstos, tienen grabados en una de las macollas bajo la cabeza de los mimos los nombres de la Santísima Virgen en las siguientes advocaciones: Ntra. Sra. de Loreto, Ntra. Sra. de Regla, La Pura y Limpia Inmaculada Concepción y Ntra. Sra. de los Remedios. Son de estilo personal, acorde con la Hermandad y ciñen el cordón franciscano.

MEDALLÓN DEL PERTIGUERO

El medallón que luce el Pertiguero del cuerpo de paso de Nuestra Señora de la Soledad representa en su cartela una escena de un pasaje del Libro del Éxodo que figura en el Antiguo Testamento.

Concretamente, hace referencia al Capítulo 3, versículo 2, donde se cita: <<Y se le apareció el ángel del SEÑOR en una llama de fuego, en medio de una zarza; y Moisés miró, y he aquí, la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía>>.

La representación de la zarza ardiendo está directamente relacionada también con la virginidad de Nuestra Señora.

Son numerosas las obras que, a lo largo de la Edad Media, asocian la escena de Moisés ante la zarza ardiente con la anunciación de Santa María, haciendo patente la relación entre el tema veterotestamentario y la virginidad de la Madre de Dios, así como su concepción. Esta idea se encuentra ya en himnos del siglo X. Su significado lo explicaron los teólogos de la Alta Edad Media. En la exegesis de la décima segunda centuria, suele comentarse este hecho como «Rubum quem viderta Moyses incombustum conservatam agnovimus tuam laudabilem virginitatem, Sancta Dei Genitrix», que aparece como acotación a los comentarios sobre el Libro del Éxodo de Hugo de Sancto Charo (c. 1200-1263) y que pasará al oficio de la Virgen. En líneas generales, durante el siglo XIII, se pensaba que el fenómeno de arder sin consumirse era figura del fuego del amor que anima la virginidad de María. Además, se establecía un paralelismo: Dios había hablado a Moisés para que aceptara liberar a su pueblo; igualmente, habló a Santa María a través del arcángel san Gabriel para que ella fuera, gracias a su Hijo, la liberadora de la humanidad bajo el golpe del pecado. Para San Bernardo, la zarza ardiente puede ser también una figura del parto sin sentir dolor.

 También se ve, como es más usual en este tema, un símbolo de la concepción virginal de María obrada por el Espíritu Santo, que es amor ferviente significado en la zarza que arde sin consumirse.

El medallón, realizado en plata de ley, fue donado por el Grupo Joven de la Hermandad en 2002, y realizado en el Taller de Orfebrería de los Hermanos Ramos Espinosa de La Rinconada [Sevilla].

La Pértiga del pertiguero del Cuerpo de Paso, es obra también del Taller de Orfebrería de los Hermanos Ramos Espinosa, de La Rinconada (Sevilla), elaboradas en 2004. En metal plateado, llevan rocallas y rosas en su remate siendo su asta también repujada con hojas de acanto.

INCENSARIOS Y NAVETAS

Cinco incensarios posee la Hermandad y dos navetas.

En orfebrería plateada, de principios de los años ochenta, son obra del Taller de  Orfebería de Borrero, 1983.

Fueron costeados por el Grupo Joven de la Hermandad.


INSIGNIAS QUE NO PROCESIONAN
BANDERA PONTIFICIA
Aunque nuestra Hermandad carece del título de Hermandad Pontificia no por ello, posee esta insignia. Actualmente no procesiona por decisión de la Junta de Gobierno.

Su asta es de madera con remates de orfebrería. En su parte superior recoge Cruz Papal.

Es obra del Taller de Orfebrería de D. Manuel de los Ríos y remodelada en 2012 por el Taller de Orfebrería de los Hermanos Ramos Espinosa (La Rinconada, Sevilla).

El paño con los colores Vaticanos, blanco y amarillo, lleva en su centro bordado en oro fino Tiara y Llaves, realizado por NHD Jaime Zaragoza Ibáñez en 1990.

Anteriormente abría la Tercera Sección del Cortejo de Nuestra Señora.

BANDERÍN ASUNCIONISTA
Insignia que rememora la Asunción de la Virgen María en Cuerpo y Alma a los cielos.

Consta de un Banderín elaborado en raso celeste con bordados de NHD Ramón Fernández Ruiz.

Va portada en un asta de madera con terminaciones de orfebrería plateada, obra del Taller de Orfebrería de D. Joaquín Osorio, de Sevilla.

Actualmente no forma parte del cortejo.

Anteriormente, abría la Segunda sección del Cortejo de Nuestra Señora.

BANDERÍN DEL GRUPO JOVEN

Del año 1984, es una de las primeras obras del fallecido bordador gaditano D. Mariano Arce Camacho (q.e.p.d.).

Bordada en oro sobre terciopelo negro, con asta de madera con terminaciones en orfebrería plateada, de los talleres de Borrero (Sevilla) en 1984. Actualmente no procesiona.

Lleva bordado en un lado del paño “In hoc signo vincit” en recuerdo de la victoria del Emperador Constantino en Puente Milvio contra Magencio, siendo este signo la cruz de nuestro Señor.

ESTANDARTES VERDE Y NEGRO

Bordados en oro, uno, y en plata, el otro, llevan sobre greca el Escudo de la Cofradía sobre terciopelo verde y negro, respectivamente. De autor y fecha desconocida, dejaron de procesionar a principios de los años ochenta.

 

Compartir