Así pasó…

SE NOS FUE NHD MELQUÍADES BRIZUELA CARCELLER

El miércoles, 25 de julio, Festividad de Santiago Apóstol, nuestra Hermandad amaneció con la que sin duda ha sido de las noticias más tristes de lo que llevamos de s. XXI.

A la edad de 81 años nos dejaba el siempre querido y recordado NHD Melquíades Brizuela Carceller, Hermano Mayor que fue de esta Muy Ilustre Hermandad desde finales de los años 80 y hasta 1998.

La noticia se extendió como la pólvora. Las llamadas se iban sucediendo y se difundía por las redes sociales de la Hermandad. Impactante y triste noticia.

Con Melquíades se iba algo más que un amigo. Se iba parte de nosotros, parte de nuestra Hermandad. Es ley de vida, pero sin duda, la pérdida de Melquíades es de ese tipo de noticias que sabes que algún día debe llegar, pero no imaginas cómo ni cuándo.

Se nos iba el que para muchos ha sido y será como un gran padre, el padre de la Vera+Cruz. Melquíades y la Hermandad, desde finales de los 80 y hasta 1998, hicieron juntos el camino de la Vera+Cruz, hasta tal punto que Melquíades era sinónimo de Vera+Cruz y viceversa.

Hombre bueno. Caballero de los pies a la cabeza y cristiano rotundo, profesaba auténtica devoción por nuestros Titulares, el Cristo de la Vera+Cruz y Nuestra Señora de la Soledad. Conciliador, supo ganarse con su talante y forma de ser el cariño de todos los hermanos y del mundo cofrade.

Bajo el tiempo en que ocupó el cargo de Hermano Mayor, se iniciaron grandes proyectos para lo que es hoy nuestra decana corporación, como el inicio del actual paso del Santísimo Cristo, o la firma de la hipoteca de nuestra Casa de Hermandad, ambos proyectos felizmente finalizados y disfrutados por los hermanos y amantes de la Semana Santa.

Muchos, centenares podríamos decir, fueron las personas que quisieron dar el último adiós a Melquíades en la Misa corpore insepulto oficiada en la Capilla del Tanatorio SERVISA de nuestra ciudad el jueves 26 de julio. Y pese a la tristeza que a todos nos embargaba, nos consolaba saber que su alma se encontraba ya en el paraíso de los hombres buenos, disfrutando cara a cara del rostro del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz y Nuestra Señora de la Soledad, a los que tanto quiso y a los que tanto dió, velando por los desvelos de nuestra corporación y realizando cada Lunes Santo, la Estación de Penitencia más bonita junto con el resto de hermanos, hombres y mujeres, que un día decidieron partir al encuentro definitivo de la Paz y el Bien de Dios.

¡Hasta pronto Melquíades! ¡Hasta pronto, amigo! Nunca te olvidaremos.

VISITA DEL ICONO DE LA VIRGEN DE CZESTOCHOWA

El sábado 26 de enero de 2012, llegó a nuestra ciudad, concretamente a la S. y A. I. Catedral, el Santo Icono Peregrino de la Virgen de Czestochowa. Fue recibido por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo de nuestra Diócesis, D. Rafael Zornoza Boy y por representantes de los movimientos de apostolado familiar y pro-vida, además de las Hermandades y Cofradías.

Esta peregrinación, denominada “De Océano a Océano” es una iniciativa del Grupo Internacional de Entidades Pro-vida, y tiene como propósito poner bajo la protección de la Virgen la causa de la defensa de la vida y de la familia.

Desde el Santuario de la Virgen de Czestochowa, el Beato Juan Pablo II hizo este llamamiento: “¡Haced del nuevo milenio una era de hombres santos!”. Porque sólo así triunfará la cultura de la vida frente a las tragedias tan extendidas del aborto, eutanasia, guerras y violencia, consumo de drogas, explotación de seres humanos…

Una réplica del Icono de la Virgen de Czestochowa está peregrinando por toda AsiaEuropa para unir a los cristianos en una oración que pide el auxilio sobrenatural necesario para poder salir victoriosos en la causa de la vida y la familia, que es tan vital para la salud de la sociedad y la construcción de una civilización digna del ser humano.

La imagen partió de Rusia, que fue el primer país que legalizó el aborto, en 1920. Y ha llegado a España tras recorrer toda Rusia, y una veintena de países de Europa, en los que se ha encontrado con más de dos millones de católicos y ortodoxos. El final de esta peregrinación está previsto el próximo 2 de marzo, en el Santuario de Fátima.

Desde su llegada a Cádiz, el Icono recorrió diferentes enclaves de la ciudad como la ya mencionada S. y A. I. Catedral y la Iglesia Conventual de Santo Domingo. En el Santuario de la Patrona tuvo lugar una Vigilia por la Familia y la Vida, trasladándose a su término hasta la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, donde tendrá lugar un tiempo de oración y el canto de la Salve.

Ya en la mañana del domingo 27, los actos dieron comienzo a las 11,30 h., en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, con la celebración de la Eucaristía. Finalizada ésta, el Santo Icono se trasladó en Procesión a nuestra Iglesia de San Francisco.

Allí fue recibido por representantes de todos los grupos que conforman la Comunidad Franciscana, entre los que se encuentra nuestra Hermandad.

Al término de la Eucaristía, el Santo Icono, portado por hermanos de nuestra Hermandad y de la de Jesús Caído, recorrió las naves del templo, con un nutrido cortejo que encabezaba nuestro Banderín Asuncionista, haciendo y rezando estaciones ante los Altares de Nuestro Padre Jesús Caído, Nuestro Padre Jesús Nazareno del Amor, Santa Isabel de Hungría y el nuestro.

Tuvimos el privilegio de que el Icono fuera colocado a los pies de nuestro Cristo de la Vera+Cruz, estando expuesto además el Santísimo Sacramento del Altar, ante el que tuvo lugar el Rezo del Santo Rosario y posterior Tiempo de Oración.

Finalmente, a las cuatro de la tarde el Icono de la Virgen de Czestochowa abandonó Cádiz para emprender su recorrido por toda la Diócesis y en nuestra Capilla se ubicó un cuadro como recuerdo de esta visita.

AQUEL LUNES SANTO CARMELITA…

Retrocedemos al Lunes Santo del año 2007, día 2 de abril.

Ese año, tres meses y veinte días después, sería Coronada Canónicamente en la S.A.I.C. de nuestra ciudad la venerada Imagen de Nuestra Madre y Señora del Carmen.

Nuestra Hermandad, decana de cuantas procesionan en nuestra Semana Santa, y fruto de las buenas relaciones existentes entras ambas corporaciones, tuvo a bien solicitar a la Carmelita su Simpecado y así procesionarlo por las calles gaditanas, como muestra de felicidad y adhesión por tan reconocida distinción.

Portado por un hermano de nuestra Cofradía, y acompañado de faroles, se situó en su lugar correspondiente, esto es, tras el paso del Santísimo Cristo y abriendo las Secciones de luz que anteceden el paso de palio de Nuestra Señora de la Soledad.


Un bonito gesto que forma parte ya de las historias y anécdotas de nuestra Cofradía y que hoy compartimos con todos vosotros.

Finalizada la Semana Santa, la insignia carmelita permaneció expuesta y custodiada en nuestra Capilla hasta el domingo 22 de abril de citado año 2007, cuando la Santísima Virgen del Carmen visitó nuestro Convento con motivo del “Camino y Encuentro” que estaban celebrando.

Ese día fue entregado de nuevo el Simpecado a la Archicofradía del Carmen, agradeciendo nuestro gesto, tras veinte días en San Francisco y en donde se puede decir, sin lugar a equivocarnos, que tiñó un poco del marrón carmelita nuestra negras túnicas de ruán en la noche más hermosa para los cofrades de la Vera+Cruz.

Al hilo de lo comentado anteriormente, presentamos esta fotografía donde os mostramos el exorno preparado en el Altar del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz para la visita de Nuestra Madre y Señora del Carmen, el 20 de abril del año 2007, con motivo de las jornadas “Camino y Encuentro”, previas a su Coronación Canónica.

Además del Simpecado carmelita, ubicado a la derecha de la fotografía, la Hermandad tuvo a bien colocar, justo en el centro de la mesa de Altar, la imagen de Santa María Magdalena que figura en una de las esquinas del canasto del paso del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz, obra ésta en su talla y policromado del sevillano D. Manuel Carmona.

El motivo de colocar a dicha Santa se debe a que la Coronación Canónica de Nuestra Madre y Señora del Carmen tuvo lugar un 22 de julio del citado 2007, día que la Iglesia celebra la Festividad de Santa María Magdalena.

Al poseer la Hermandad Imagen de ésta, se estimó darle culto también dentro del exorno decorativo con motivo de tan inusual visita.

UN SUSTO QUE QUEDÓ EN ANÉCDOTA…

El 5 de abril de 2013 faltaban escasos días para el Domingo de Ramos, que ese año fue 13 de abril. Nuestra Hermandad estrenaba ese año la restauración completa de los doce varales del paso de palio de Nuestra Señora de la Soledad, una magnífica obra de los años 40 salida del prestigioso Taller de Orfebrería de los Hermanos Seco Velasco.

Por intentar soliviantar algo el ya de por sí pesado paso de palio de Nuestra Señora, se decidió según un estudio de los Orfebres Hermanos Ramos Espinosa, sustituir el “alma” de los varales por tubos de aluminio en lugar de hierro. Se tomó además como referencia los mismos tubos de aluminio que actualmente llevan los varales del paso de palio de María Santísima de la Angustia, Titular Mariana de la Hermandad sevillana de Los Estudiantes, cuyo paso de palio es también de gran envergadura usando dicho material los propios Hermanos Ramos, aguantando estos perfectamente.

El sábado anterior al Domingo de Pasión, la capatacía decide por este motivo adelantar en casi una semana el tradicional “movimiento” del paso de palio, para probar precisamente el movimiento resultante.

La sorpresa y el susto fueron mayúsculos. Tras realizar la Cuadrilla de Cargadores la primera levantá y tras dar fondo, los varales quedaron totalmente doblados hacia atrás quedando, visto desde el lateral, el paso de palio totalmente inclinado.

La desgracia podría haber sido peor ya que en ese momento la Imagen de Nuestra Señora de la Soledad se encontraba en el paso de palio, y la caída lateral era tal que el mismo techo de palio se hubiese enganchado con el remate de la corona de la Dolorosa, con consecuencias casi trágicas.

Tras el movimiento se procedió al desmontaje completo del paso de palio. A primera hora de la mañana del día siguiente, los doce varales del paso de palio eran trasladados de nuevo en camión hasta La Rinconada, al Taller de Orfebrería de los Hermanos Ramos Espinosa, que en tiempo record volvieron a sustituir el alma de los mismos por otros de hierro.

Ante la incertidumbre de si pudiesen estar a tiempo o no, aunque nunca llegó a tratarse ni aprobarse por la Junta de Gobierno que dirigía entonces NHD Francisco Jiménez Salguero, se rumoreó la posibilidad que dicho año Nuestra Señora de la Soledad hubiese procesionado el Lunes Santo sin el cobijo de su paso de palio, hecho que como decimos nunca llegó a producirse gracias a las rápidas gestiones y buena voluntad de todas las partes.

Un susto que quedó en anécdota para todos los que, aún con el tiempo, recordamos aquel episodio aún con un nudo en el estómago.

Recorte de Prensa: D. Ricardo Galindo Barragán.

SOLIDARIDAD ENTRE HERMANDADES

El año 2005 fue un año muy importante para la Real y Militar Cofradía del Santísimo Cristo de la Piedad y María Santísima de las Lágrimas, pues conmemoraban el 250 Aniversario de la puesta al Culto de su Imagen Titular Cristífera.

Desarrollaron un extenso Programa de Actos donde tuvieron cabida actividades de diferentes géneros.

En el apartado de la Caridad, destacó la aportación que hicieron a nuestra Hermandad de un cheque al portado por valor de 644,25 €, y que iba destinado íntegramente y reconocía el Programa de Acogida y Saneamiento Temporal de niños y jóvenes bielorrusos.

Hicieron entrega a nuestra Hermandad igualmente de una copia enmarcada del cheque que les mostramos a continuación.

Solidaridad entre Hermandades haciendo grande la palabra de ésta última.

AQUEL CORO DE ÁNGELES…

El Coro “Regina Angelorum”, que fundaran jóvenes de nuestra Hermandad y que adoptó este nombre de María, se funda en las navidades del año 1999, teniendo su puesta de largo el 10 de diciembre de ese mismo año. Su nombre se escoge por la vinculación de nuestra Hermandad con la Orden franciscana, que llevamos por Título, y dada la vinculación de los frailes y la Virgen, Reina de los Ángeles.

Cada 2 de Agosto, el día de su Festividad, el grupo acudía a la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, y ante la imponente Imagen de Nuestra Señora de los Ángeles que se venera en dicho templo, obra del insigne imaginero sevillano y mal llamado, D. Benito Hita del Castillo, rezaba Vísperas en su Honor.

Fue fundado por miembros del entonces Grupo Joven de la Hermandad para amenizar las celebraciones eucarísticas que celebramos los terceros viernes de mes, en la Capilla propia de la corporación, en honor de nuestros Amantísimos Titulares. A lo largo de los años se fueron agregando componentes, algunos jóvenes también de otras corporaciones, que lo enriquecieron y consolidaron.

El Coro guardó también mucha vinculación con el de San Francisco. Ambos han sido los dos únicos grupos de Cádiz formados sólo y exclusivamente por voces masculinas.

Fuera de lo que es el ámbito de nuestra Hermandad, el coro cantó en diversos lugares y celebraciones litúrgicas, así como algunos Conciertos en la época navideña, otro organizado por la Hermandad de la Santa Caridad, o la intervención en directo para el Programa “Hoy por Hoy”, en los estudios de la Cadena SER, interpretando dos piezas. En su haber tienen el haber participado animando las celebraciones de varias Cofradías y Hermandades gaditanas en sus Cultos y Funciones Principales. Así, el Coro prestó sus voces en Cofradías como la de Jesús de la Paz, Sagrada Cena, Ecce-Homo, Piedad, Afligidos, Sanidad, Buena Muerte y Santo Entierro, de nuestra localidad, y en la Sagrada Columna y la Soledad de San Fernando. Participó también cantando en las celebraciones de corporaciones de Gloria como Nuestra Señora de la Palma, Santos Patronos, Santa Marta, Nuestra Señora del Carmen, Nuestra Señora del Rosario de la Parroquia del mismo nombre, etc.

Colaboró también con el Cabildo Catedral cada vez que lo solicitaron, en los Solemnes Pontificales presididos por el Rvdo. Sr. Obispo, Don Antonio Ceballos Atienza, en fechas navideñas, Ordenaciones Sacerdotales o grandes solemnidades. Destacar que el Coro cantó en la Santa Iglesia Catedral en la inauguración y apertura del Año Jubilar de 2000.

El repertorio estaba formado sólo y exclusivamente por obras de tipo religioso que abarcaba desde piezas del Barroco, con autores como Praetorius, F. Candana o W. A. Mozart, pasando por autores románticos como Rinch, A. Kunc o F. Shubert, hasta contemporáneas con autores como Riera Miró, el Rvdo. Pdre. Legarda u obras populares, sin olvidarnos del canto gregoriano. Las obras iban desde cantos a una sola voz hasta a cuatro voces iguales.

Destacar que llegaron a interpretar la “Misa de la Vera-Cruz”, compuesta para la Hermandad por el que fuera NHD Antonio Escobar Perera [q.e.p.d.].

El Coro pretendió también aportar su granito de arena al mundo coral gaditano y, como no, engrandecer un poco más el patrimonio musical llevando por bandera a la Hermandad de la Vera-Cruz.

7 integrantes del Grupo

El grupo se mantuvo hasta el año 2006, cuando por diferentes ocupaciones de sus integrantes, de estudios o laborales, se decidió poner punto y final a esta bonita historia.

Para el recuerdo, sus componentes:

– TENORES 1º: NHD Juan Manuel Marrero Domínguez (Director), NH Rvdo. Pdre. D. Rubén Jesús Virués Gómez, NHD José Luis Ortiz Martín, NHD T. Antonio Marín Barroso y el Rvdo. Pdre. D. Marco Antonio Huelga de la Luz.

– TENORES 2º y BARÍTONOS: NHD Ramón J. Villegas Sánchez, NHD Jesús Sánchez Camacho, NHD Juan E. Durio y Díaz, D. Jorge Fornell Moreno y D. Luis M. Real Guerrero.

– BAJOS: NHD Carlos Alberto Marrero Domínguez, NHD Pablo J. Castellano Marrero, D. José Antonio Carrillo Castán y D. Jesús Devesa Molina.

– ORGANISTA: NHD Antonio Catalán Alarcón.

AQUELLA CRUZ DE MAYO…

Corría la primavera de 1998. Desde mediados de los 90 venía fraguándose en la Hermandad un nuevo movimiento de jóvenes que se iban implicando cada vez más en los quehaceres diarios de la Cofradía, tras un periplo de unos cuatro años donde el Grupo Joven de la Cofradía llegó a extinguirse, pues muchos de los de entonces entraron a formar parte de la Junta de Gobierno y no hubo ese relevo generacional.

Juventud que supo entender la Vera+Cruz. Juventud que respiraba Vera+Cruz. Juventud… a los pies de la Vera+Cruz.

En otra entrega hablaremos más profundamente de los proyectos y actividades del Grupo Joven de la Hermandad, pero al encontrarnos inmersos en pleno mes de mayo, queremos compartir hoy esta simpática fotografía.

Nos situamos el 23 de mayo de 1998. La Hermandad conservaba todavía un pequeño pasito con el que antaño, en la Festividad del Corpus Christi, procesionaba la Reliquia del Santo Lignum Crucis, y que exornaba y preparaba nuestra Cofradía.

Fue aquella primavera cuando en una de esas charlas que se producen al salir de clases, alguien dijo… “¿por qué la Vera+Cruz, que rinde culto a la Cruz, no saca una Cruz de Mayo?”. “Es que las cruces de mayo no son para sacarlas… son más de patios”. “Estaría guay sacarla en un pasito y que la Cofradía prestara cuatro velas…”, “Tú estás loco…” 

Una noche, en la antigua Casa de Hermandad de la calle Veedor, sacamos el pasito del cuarto conocido como “La Leonera” (se obvian comentarios) y el gusanillo comenzó a hacer mella entre todos. Hablamos de jóvenes de entre 13 y 17 años… y alguno con 8 o 9.

Tras pedir permiso, y contar con la aprobación de la Junta de Gobierno que veía aquella “salida” como algo gracioso de niños, comenzaron los preparativos. Se adecentó y afianzó un poco el pasito con la ayuda de los mayores y poco a poco aquella quimera iba tomando forma.

La víspera de la salida procedimos al traslado del paso desde la Casa de Hermandad a la finca de la calle Beato Fray Diego José de Cádiz, que es desde donde al día siguiente efectuaría la salida. Una vieja cruz de madera se pintó de verde, el INRI con cartones, la Cofradía prestó un paño de altar a modo de respiraderos, otro a modo de sudario y cuatro pequeños candeleros del paso de palio de Nuestra Señora de la Soledad con cera verde.

Y así, amaneció el día esperado. Una Cuadrilla formada por 10 cargadores y 2 capataces. Una Cuadrilla de hermanos. De amigos de siempre. Una ilusión.

A la tarde salimos en procesión. Como Banda, un radiocassette con un remix de Marchas de Agrupación Musical que llevaba Carlitos Arregui.

El itinerario fue Beato Fray Diego José de Cádiz, San Francisco, Columela, Plaza del Palillero, Novena, Ancha, Sagasta, Tinte, Plaza de San Francisco, San Francisco y Beato Fray Diego José de Cádiz.

Sirva esta foto como recuerdo y canto a la amistad de estos chiquillos. Algunos, por motivos laborales se encuentran trabajando fuera de nuestra ciudad, incluso en el extranjero. Otros forman parte actualmente de la Junta de Gobierno. Pero sin duda, la esencia de la foto es el amor a una Cofradía, la VERA+CRUZ, y como hoy perdura esa amistad entre todos y cada uno de ellos.

Chico (Capataz), Jesús Camacho (Contracapataz), Carlos Alberto, Ñete, Alberto, Ramón, Arregui, José Antonio, Jorge, Pablo, Pepito , José Carlos y Carlitos Arregui (Cassette).

AQUELLA VISITA A NUESTRA CASA DE HERMANDAD…

En el año 2002, la querida y hermana Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Amor, conmemoraba su 50º Aniversario Fundacional.

De entre los actos que desarrollaron para celebrar esta efemérides, destacó el Rezo del Piadoso Ejercicio del Vía Crucis por las calles de nuestra ciudad y presidido por su Imagen Titular.

El recorrido incluía su paso por la calle Conde de O’Reilly, donde en el número 5 tenemos la Casa de Hermandad ambas corporaciones penitenciales.

Para la ocasión, las puertas se abrieron, y nuestra Mayordomía instaló un Altar, a modo de Calvario, con las tres Imágenes que nos realizara D. Miguel Laínez Capote, entrando la parihuela de Nuestro Padre Jesús Nazareno dentro de nuestra Casa de Hermandad y realizándose el Rezo de la VIII Estación en su interior.

Para perpetuar esta histórica visita, nuestra Hermandad encargó a NHDª Rosario Casas Benítez la realización de un azulejo que recogiera este momento, y así se instaló, y aún prosigue, en nuestra Casa de Hermandad.

BENDICIÓN DEL PASO DEL SANTÍSIMO CRISTO

El sábado 3 de abril de 1993, Sábado de Pasión, se bendecía el nuevo paso del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz, que se estrenó por las calles gaditanas el Lunes Santo de ese mismo año completamente terminado en su fase de carpintería y talla.

Para la ocasión se editó un pequeño facsimil con el rito de la bendición.

Recordemos que la obra, de gran calado, debe su factura al tallista sevillano D. Antonio Martín (q.e.p.d.), llevando imaginería menor de D. Manuel Carmona y dorado de Manuel Calvo, llevando ese estilo rocalla tan característico de nuestra Hermandad. La “mesa” fue ejecutada por D. Francisco Bailac Ceniza, todos ellos artesanos y afincados en el “rincón de los artistas” como se le conoce en Sevilla en la calle Castellar.

Puede obtener más información sobre nuestro paso de Cristo pinchando aquí

AQUELLA VISITA…

Rescatamos hoy de nuestros recuerdos otra histórica fotografía que cuenta ya sus años por veintinueve.

La misma está tomada el 30 de agosto de 1986, en el Despacho del que fuera Obispo de nuestra Diócesis de Cádiz y Ceuta, D. Antonio Dorado Soto (q.e.p.d.).

La visita tuvo lugar con motivo de la presentación de la recién elegida Junta de Gobierno de la Cofradía, y que encabezaba por primera vez D. Melquíades Brizuela Carceller, quien a la postre se convertiría en el Hermano Mayor más querido y recordado por su caballerosidad, talante y corazón de la historia reciente de la reorganización de la Cofradía.

En palabras del entonces Hermano Mayor, el día de la entrega de la MEDALLA DE ORO DE LA CIUDAD, NHD Miguel Ángel Morgado Conde, “quien supo poner la Hermandad a los pies del s. XXI”.

Entregándole un cuadro con la foto de Nuestros Amantísimos Titulares, aparece también otra figura muy querida en el seno de nuestra Cofradía, Fray Agustín, que ocupó durante mucho años la Dirección Espiritual de la corporación, acompañándonos durante muchos Lunes Santo.

Y por si fuera poco todavía, aún podemos catalogar esta foto de más histórica pues apreciamos en la misma a dos hermanos que con los años tomaron el relevo sucesivamente de D. Melquíades como hermanos mayores, NHD Francisco Jiménez Salguero [1998-2007] y NHD Miguel Ángel Morgado Conde [2007 hasta 2017]. Ambos han sabido, con su entrega generosa y amor hacia la Cofradía, continuar esa estela y cimentar más fuerte lo que hoy es la Vera+Cruz.


Finalmente completan la estampa otros reconocidos hermanos a los que la Cofradía debe también ser hoy lo que es. NHD Juan Manuel Marrero Duarte, actual Vice Hermano Mayor, NHD José Antonio Blanco Fernández, actual Tesorero, y dos de los de por el entonces miembros del Grupo Joven de la Hermandad, NHD Rafael Fernández Bernal y NHD Manuel Almagro Campos.

Compartir