Adiós, Maestro

 

aaaaaEl pasado 3 de enero nos sorprendía la triste noticia del fallecimiento del que fuera tallista del actual paso del Cristo.

aaaaaEl artista sevillano realizó el paso entre los años 1988 y 1993, y gracias a su talento, dicho paso, de estilo rococó, es una de las maravillas que posee esta hermandad.

aaaaaFuimos muchos los que tuvimos la suerte de conocer a este talento, a este maestro..., y es nuestro hermano Luís Barbosa el que a modo de homenaje le dedica esta emotiva carta.

 

Antonio Martín. Vera-Cruz Cádiz
La magnífica talla en la Casa de Hermandad de la calle Veedor. Marzo 1992. | Foto: Alicia Escart.

Adiós a Antonio Martín, un Maestro y un Amigo

aaaaaNo sé si será fruto de la casualidad o simplemente un capricho del destino, pero lo que sí es cierto es, que el haber tenido la oportunidad y la dicha de tratar de tú a tú al maestro más grande de la talla que ha dado el siglo XX, durante un periodo de quince años, ha sido además de un honor, un privilegio.

aaaaaSe nos ha ido a la edad de ochenta y dos años un personaje que con su sencillez como persona y con la majestuosidad de su legado artístico, se ha ganado por méritos propios un lugar en la historia entre los grandes del arte de la talla.

aaaaaAntonio Martín Fernández, natural de Sevilla y artesano de la talla por vocación, nos dejó recién estrenado el año, saliendo de puntillas por la puerta grande de la vida y cruzando con la humildad que le caracterizaba el dintel de la puerta de la Gloria, poniéndose a disposición del Maestro de todos los maestros.

aaaaaEstoy convencido de que los encargos allí arriba le van a llover porque es allí donde saben mejor que nadie apreciar la valía de este maestro de los maestros de aquí abajo. El legado artístico que Antonio Martín ha dejado por toda Andalucía es impresionante.

aaaaaÉl tenía muy claro, según palabras suyas, en una de las múltiples charlas que tuvimos a los largo de quince años, que el artista no tiene patria y que no por trabajar para localidades distintas a su lugar de origen, se debía bajar la guardia, artísticamente hablando.

aaaaaLa prueba de ello es, que a pesar de ser el autor de algunos de los mejores pasos de Sevilla, paradójicamente, su obra cumbre se encuentra en el Santuario de la Virgen del Rocio en Almonte (Huelva), reflejada en ese impresionante, monumental e insuperable retablo barroco presidido por la Señora de las marismas.

aaaaaEn nuestra Hermandad de la Veracruz, podemos considerarnos afortunados, en primer lugar por haber tenido la suerte de saber elegir en su momento a este genio para la ejecución del paso rocalla o rococó francés para el Santísimo Cristo y en segundo lugar, por tener la dicha de estar considerado el mismo, por propios y extraños, como una de sus obras cumbre.

aaaaaCierto es y en honor a la verdad que sin la intervención como mediador del escultor y hermano de la Hermandad, José Miguel Sánchez Peña, ese encuentro inicial y esa complicidad posterior, jamás hubiera tenido lugar.

aaaaaAntonio Martín Fernández nació en 1927 en la calle Lumbreras de Sevilla. Curiosamente, en esta calle se encontraba el taller del dorador Manuel Calvo en el que se ejecutó la fase de dorado del paso, entre 1993 y 1998, una vez finalizada la fase de la talla del mismo.

aaaaaAntonio fue maestro autodidacta y se formó con los maestros tallistas y escultores de su tiempo. De éstos, aprendió a diseñar y a dibujar lo que posteriormente serían sus trabajos. Era escrupuloso y muy serio en los plazos de entrega de sus obras, indagando cada trabajo hasta la extenuación e inspirándose siempre en los grandes maestros del barroco andaluz y en el entorno artístico de cada hermandad.

aaaaaEra una persona muy querida, cercana y amigable en el trato dentro de su sencillez y estuvo entregado a su trabajo hasta los últimos años de su vida. Fue merecedor del respeto y de la admiración de todo el gremio artístico y artesanal cofrade así como de las hermandades con las que trabajó.

aaaaaEmpezó a trabajar con catorce años en una fábrica de muebles y fue allí donde aprendió a manejar y a conocer los diferentes tipos de gubias. Todos los días, al finalizar su jornada laboral, se pasaba por la puerta del taller del maestro tallista Luís Jiménez, entrando a formar parte de su plantilla a la edad de dieciséis años en su taller de la calle Pizarro de Sevilla.

aaaaaDurante este periodo de tiempo, estudia en la Escuela de Artes y Oficios teniendo como maestros entre otros, a Cantalero y a Santiago Martínez, autor entre otros del diseño del paso de la Soledad de San Lorenzo del sábado santo sevillano.

aaaaaCon la edad de veinticuatro años, se establece por cuenta propia, instalándose en varios talleres hasta culminar en su sede definitiva de la calle Castellar, en pleno corazón de artesanos de todos los gremios, ebanistas, carpinteros, doradores, escultores, orfebres, etc…

aaaaaEn este taller definitivo y destartalado, conocido por muchos hermanos de nuestra Hermandad, fue donde disfrutamos de la gestación de esa joya que entre todos, obsequiamos a nuestro Cristo y a nuestra Hermandad.

aaaaaAntonio Martín definía lo que hacía como Arte Barroco del siglo XVII hecho en el siglo XX.

aaaaaTrabajaba solo, aunque de vez en cuando le ayudaban un par de oficiales. Todo lo que hacía lo elaboraba a mano. Era enemigo de las máquinas y de las prisas. Por eso creo y estoy convencido de ello que una de las claves que hizo que se volcara en su obra para nuestra Hermandad fue el dejarle trabajar a su aire, a su ritmo y sin agobios.

aaaaaRealizó nueve pasos para la Semana Santa de Sevilla, encontrándose entre los más nombrados los de la Presentación al Pueblo y Cristo de la Sangre de la hermandad de San Benito del martes santo sevillano que impresionaron y marcaron un estilo por su majestuosidad, y el paso del Cristo de los Gitanos de la madrugá hispalense.

aaaaaAdemás, realizó importantes obras para hermandades de la provincia de Sevilla así como para Málaga, Granada, Córdoba y Jerez.

aaaaaEn Cádiz se estrenó con los pasos de San Juan Evangelista y Cristo de las Aguas, rematando su obra en la ciudad con nuestro paso del Santísimo Cristo de la Veracruz y últimamente con el paso del Cristo de la Misericordia de la hermandad de La Palma.

aaaaaAntonio Martín se lamentaba de que al mismo tiempo que en los últimos años han ido apareciendo nuevos profesionales de la talla, esta parece que va decayendo porque en muchos de estos nuevos talleres, se abusa demasiado de la maquinaria, perdiendo valor lo artesano y por lo tanto la calidad del trabajo.

aaaaaEstuvo ligado a lo largo de su vida profesional a la dinastía de los Bailac (ebanistas), que supieron interpretar magistralmente las ideas volumétricas del maestro. Ellos elegían las maderas, habitualmente el pino de Flandes y el cedro, dándoles a sus trabajos elegancia y limpieza cuando eran de líneas rectas, valentía sinuosa cuando se aplicaba el barroco, floritura y detallismo cuando el trabajo era gótico y el preciosismo minucioso con la rocalla, como es el caso de nuestro paso de Cristo.

aaaaaEn todos sus trabajos ha predominado lo original sobre la réplica, el ingenio sobre lo ya conocido, de tal forma que los trabajos surgidos de la conjunción ebanista - tallista, son perfectos en la profundidad de la ebanistería, esplendorosos en su talla y por lo tanto únicos e irrepetibles.

aaaaaGrandes escultores coetáneos a él, han complementado la iconografía de Antonio Martín. Sus capillas, cartelas, respiraderos y canastos están repletos de trabajos que en su día realizaron Francisco Buiza, Luís Ortega Brú y Manuel Carmona entre otros, haciendo del conjunto de su obra una manifestación artística de una magnitud difícil de superar.

aaaaaCada vez que venía a Cádiz, me pedía que lo acercara a la playa, quedaba fascinado. Era un enamorado del callejero gaditano al que consideraba cofradiero como ningún otro conocido por él.

aaaaaAdiós amigo Antonio y gracias por hacernos partícipes con tu sencillez de la grandeza de tu arte. Pasará mucho tiempo hasta que surja alguien que pueda igualar tu valía artística.

aaaaaSe ha ido para siempre, físicamente, un hombre bueno, pero nos queda para la eternidad su obra, la obra del maestro entre los maestros de la talla del siglo XX.

aaaaaDescanse en paz.

Luís Miguel Barbosa Gil